Soldado en Marquetalia, en 1964. Soldado en Marquetalia, en 1964.

Los turbulentos días del 64

Resulta ineludible dar una mirada al pasado cuando ya han pasado más de cincuenta años desde el bombardeo a Marquetalia. ¿Qué pasaba entonces con el arte, la literatura, el cine y el teatro? ¿Cuál era la actividad intelectual en un país que asistía, al menos de manera oficial, al nacimiento de las Farc? Reportaje.

2014/05/23

Por Lina Vargas*

El fotógrafo Alfredo Pontón escribió en El Espectador del 16 de junio de 1964: “Desde una altura que no alcanzo a calcular vimos en la hondonada tres ranchitos de donde salían insignificantes chorritos de humo, semejantes a los de las chimeneas de las casas campesinas. El mayor Gutiérrez –oficial de inteligencia de la VI Brigada– nos indicó que esa era la guarida de los bandoleros”. Un segundo después, el mayor Gutiérrez gritó desde el helicóptero donde estaban varios militares y dos periodistas que los guerrilleros habían incendiado los ranchos y huido hacia la montaña. “Los oficiales esperaban encontrar documentos de su identidad política: manifiestos, textos, propaganda y un mimeógrafo con el cual impartían sus actos de gobierno a los atemorizados habitantes”, continúa Pontón y luego, una vez en tierra, transcribe una conversación entre un grupo de soldados que cantaba rancheras: “¿Qué le decimos a Clarita si usted no vuelve? –preguntó uno. Voy a volver. ¿No ve que llevo trescientos cincuenta cartuchos para traer a Tirofijo?”. Todo esto en la primera página del periódico bajo el titular, en letras grandes y negras: “Operación final en Marquetalia”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.