La escultura El viajero, frente al Puente Aéreo. La escultura El viajero, frente al Puente Aéreo.
  • La escultura El viajero, frente al Puente Aéreo.
  • El triste rostro de los monumentos

    El lamentable estado de las esculturas de la capital refleja una realidad que trasciende la desidia hacia el espacio público: muestra cómo se ha diluido el discurso oficial de la Nación. La situación, sin embargo, no ha disminuido los esfuerzos del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, que desde 2012 busca rescatar el mobiliario de la ciudad.

    2015/09/16

    Por Christopher Tibble* Bogotá

    Para leer este artículo completos:

    Ed. 162

    Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

    ¿Tienes algo que decir? Comenta

    Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

    Queremos conocerlo un poco,
    cuéntenos acerca de usted:

    Maria,

    Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Maria,

    su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

    O
    Ed. 162

    ¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

    Su código de suscripción no se encuentra activo.