Rosario Caicedo, hermana de Andrés Caicedo. Rosario Caicedo, hermana de Andrés Caicedo.

Abrir la celda del hermano

“Mi única expresión es la represión. Lo que no me dejaron ser, mi cobardía”, escribió el caleño en una de las cartas que componen Mi cuerpo es una celda. Treinta y cuatro años después de su muerte, su hermana Rosario lamenta que la sexualidad del autor continúe evadiéndose. “No estoy de acuerdo con la censura”, dice. Arcadia habló con ella.

2011/06/23

Por Giuseppe Caputo

Cuando en octubre del 2008 fue publicada Mi cuerpo es una celda, la compilación que hizo Alberto Fuguet de los escritos autobiográficos de Andrés Caicedo, su hermana Rosario —“para mí la más querida”, decía el caleño— aseguró haber disfrutado “con mucha alegría las cartas románticas que Andrés le escribió a hombres y mujeres porque revelan que en esa vida de angustia visceral y terror siempre presente, hubo momentos en los que él se sintió amado y deseado y en los que correspondió a esos deseos”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.