Paneles de 'Anarcoma'. Paneles de 'Anarcoma'.

‘Anarcoma’: un taconazo a la represión

Con un nombre que combina las palabras “anarquía” y “carcoma”, el icónico detective travesti de los bajos fondos de la Barcelona de los años ochenta protagonizó un emblemático cómic ‘underground’ español. Regresa a las páginas con una nueva edición que protagoniza la entrega más reciente de nuestra nueva sección de novela gráfica.

2018/03/07

Por Mario Cárdenas

En el pasado festival de cómic de Angulema, la edición definitiva de la obra cumbre de Nazario, Anarcoma, estaba nominada a la categoría patrimonio. El detective travesti de los bajos fondos de la Barcelona de los años ochenta ha regresado gracias a una coproducción entre Ediciones La Cúpula (España) y Misma (Francia) que cuenta con tiraje único de 1200 ejemplares de tapa dura y gran formato. Son 160 páginas impresas en papel de alta calidad y un nuevo coloreado a cargo del autor.

Y es que Anarcoma es eso: un patrimonio, un manifiesto en contra del puritanismo que censura y suprime bajo premisas sonsas, un taconazo contra la estrechez que, amparada por nuevas máscaras, reprime y elimina libertades artísticas y estéticas bajo la defensa de sus miedos.

La bella Anarcoma con su colorido y su resistencia es una insubordinación, una subversión, una hermosa manera de ir en contra y narrar lo que se desea, de penetrar con humor y felicidad los placeres de la vida.

Anarcoma es un ícono de la contracultura española, que apareció en una sociedad que empezaba a ver la luz al final de la dictadura franquista. Empezó a imprimirse para la desaparecida revista Rambla, y luego de forma seriada en las páginas de la “venenosa y superviviente” revista El Víbora, una publicación fundamental para el cómic underground español. Además de Nazario, en sus páginas publicaron autores como Max, Martí, Gallardo y Mediavilla, haciendo de El Víbora un espacio para supervivientes y todo lo transgresor, provocador y alternativo.

Le puede interesarEl libro de los pasajes (de Barcelona)

Nazario, como se sabe, inventó el nombre de “Anarcoma” a partir de una contracción entre dos conceptos que le fascinaban: la anarquía y la carcoma. Así dio nombre al detective feroz que lo perfora todo sin concesión. Es el nombre de un personaje arrollador, sensual y capaz de relacionarse con el lumpen más extremo, un travesti sin límites éticos o estéticos. Nazario inventó un  mundo de vergas, orgías y encuentros sexuales, dibujando a La Anarcoma haciendo lo que hacía él mismo cuando rodaba por la ciudad en defensa de la libertad sexual. Sus historias, además de divertidas, son una defensa del derecho a ser libre, de la posibilidad de un mundo que existe para tener una cita con el deseo.

En esta nueva edición, con el nuevo coloreado de Nazario, podemos apreciar el estilo y la espesura del dulce ambiente donde se movía Anarcoma y los suyos, y gracias a la amplitud del gran formato podemos apreciar los detalles, la habilidad narrativa de Nazario para encajar sus historias, la libido y un ambiente, que nos recuerda cómo Anarcoma es una pariente marginada de The Spirit de Will Eisner, al ser una detective que se ocupaba de los casos de segunda mano, con unos dibujos que hacen eco con los cuerpos musculados de Tom de Finlandia, y las aventuras del detective Carvalho de Manuel Vázquez Montalbán. El libro incluye pequeñas presentaciones de todos sus personajes: la fabulosa Caty y sus amigas, los chulos, los mariquitas y los travestis, el adorable XM2, el profesor Onliyou, las misteriosas máquinas, y los detestables, El conde negro y los Caballeros de la Santa Orden de San Reprimonio.

Le puede interesar: Todos tenemos una Gema adentro

En Anarcoma, no todo es diversión y placer. La violencia ejercida en contra de los travestis y el asalto moral intentan silenciar sus libertades, manchando las fiestas y las páginas con abusos de los reprimidos, que son usados para experimentaciones y flagelaciones con la idea de retornar a los cuerpos travestidos a la “normalidad”, para que así, de una vez por todas, dejen de estar “enfermos”.

Esta valiente recuperación de gran parte del trabajo Nazario ha logrado sacar de la sombra este folletín obsceno y duro, un cómic a todo dar, a pesar de lo que muchos editores y censores han dicho que estos no son tiempos para este tipo de publicaciones. Los editores de La cúpula y Misma no han hecho caso a las voces que abrazan la represión, ellos se han saltado esa advertencia para tirar de nuevo y a la calle esta Anarcoma; para celebrar con felicidad la belleza de la libertad.

Anarcoma. Obra gráfica completa.

Nazario.

Ediciones La cúpula/Misma Editorial

160 páginas

2017

Para más de nuestra sección de novela gráfica: ‘La grieta’: historias de una guerra sin nombre

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.