RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Bye, bye Amazon

Aunque aún es prematuro afirmarlo, las librerías virtuales colombianas están comenzando a afianzarse en el mercado nacional e internacional. Internet parece ser una buena fórmula para un país en el que no abundan las librerías en ciudades intermedias y para crear una verdadera red de distribución de novedades latinoamericanas.

2010/03/15

Por Santiago Villa Chiappe

Un futuro en el que los libros se compren tan solo por medios electrónicos, una vez las librerías sean reemplazadas por páginas de internet, ciertamente recuerda a los infiernos imaginados por la ciencia ficción. En Colombia la costumbre de comprar libros por internet es reciente, pues hasta hace pocos años en el país no había portales que vendieran libros. A pesar de su juventud, ya se pueden escuchar las voces de protesta y la repetición de los lugares comunes de rigor. Uno de los grandes temores que despierta la aparición de las librerías virtuales es que perdamos aquellos espacios donde los libros se amontonan sobre los anaqueles y el comprador tiene contacto directo con la página impresa. Para el solaz de nuestro romanticismo, sin embargo, las librerías virtuales no son la razón para que se haya cerrado ninguna tienda de libros. Hoy muchos consideran que las librerías virtuales amenazan la supervivencia de las de carne y hueso. Una mirada más detallada a las librerías virtuales disipa más de un estereotipo y aclara las razones reales para los bajos índices de lectura y compra de libros en Colombia.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.