RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

El emigrado

Hace poco se publicó en Alemania un libro con la correspondencia entre W.G. Sebald y Theodor Adorno. Aunque inédito en español, las cartas dan cuenta de la vida de un escritor capital del siglo XX, que conoció la fama tardíamente y murió de manera inesperada. Un homenaje a seis años de su muerte.

2010/03/15

Por Esther Andradi

En tiempos de velocidad extrema, el escritor W.G. Sebald hizo un culto del caminante. Malogrado tempranamente, en lo mejor de su carrera literaria, aclamado por la crítica en francés, en español y en inglés, cuando Susan Sontag lo catalogaba ya como el futuro Nobel alemán y su novela Austerlitz era best seller en Londres, Sebald se moría. Fue el 14 de diciembre de 2001, muy cerca de su casa en Norwich, en la costa este de Inglaterra donde residía desde hacía casi treinta años. Mientras conducía junto a su hija, el escritor tuvo un infarto, perdió el control del vehículo y se estrelló contra un camión. Terminaba así, abruptamente la vida de Sebald, para quien la escritura era una forma de recordar. “Los muertos siempre me han interesado más que los vivos, escribió. Los cementerios me han atraído desde niño, y no creo que sea morbosidad. Lo que a mí me interesa es de qué personas se trataba, y en ello también tienen que ver las ideas. Recordar a los muertos nos distingue de los animales”. A seis años de su pérdida, vaya pues este esbozo de las huellas de su vida.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.