Adalberto Agudelo, escritor y profesor manizalita, ganador de 32 distinciones literarias. Aquí con su novela "Pelota de trapo", que obtuvo el Premio Nacional de Novela Ciudad de Bogotá 2008. Adalberto Agudelo, escritor y profesor manizalita, ganador de 32 distinciones literarias. Aquí con su novela "Pelota de trapo", que obtuvo el Premio Nacional de Novela Ciudad de Bogotá 2008.

El flaco honor de los premios literarios

Tanto como reinados y carnavales, en Colombia abundan los concursos literarios. Desde grandes premios hasta modestos certámenes, estos eventos mueven serias cantidades de dinero. ¿Pero sirven para hacer que sus autores sean más leídos?

2010/09/11

Por Lina Vargas

¿De qué sirve ganar un concurso literario en Colombia? Si uno lee la última novela de Miguel Torres, Páginas quemadas, que trata justamente de un funcionario que se dedica a destruir manuscritos no ganadores en concursos públicos, podría suponer que no sirve de mucho: “Aparte de los beneficios económicos que reportan los premios y la efímera notoriedad de sus autores en el rincón de un periódico o en las páginas de un par de revistas especializadas, más, si tienen suerte, la fugaz aparición en un noticiero de televisión, el destino de sus obras no es muy distinto al de aquellas que son rechazadas”. Algo de cierto habrá en las palabras de Torres, pero en casos como este es mejor separar la ficción de la realidad y atenerse a las cifras que indican que, solo en el sector público, cada departamento del país cuenta al menos con un concurso literario.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.