Carátula de 'Transterrados', de Consuelo Triviño Anzola. Carátula de 'Transterrados', de Consuelo Triviño Anzola.

El universo de los excluidos: ‘Transterrados’, de Consuelo Triviño Anzola

El pintor y escritor Fabio Rodríguez Amaya reseña la última novela de Consuelo Triviño Anzola, autora de 'Prohibido salir a la calle' (1998).

2018/11/02

Por Fabio Rodríguez Amaya

Qué de honda y persuasiva, y, al tiempo, de apasionada y excelsa sigue siendo la prosa narrativa de Consuelo Triviño Anzola (Bogotá, 1956), quien hace entrega al público de lengua española de Transterrados, su más reciente novela. Y qué de dolorosa y acerada es esta escritura, como impone a su autora el tratamiento de un argumento tan violento y basto, tan veraz y cotidiano y, por lo mismo, tan difícil y maltratado cual es la migración. Sea claro: la de quienes, por las condiciones de violencia, pobreza y marginalidad, se ven voluntariamente constreñidos a abandonar su país. Y, movidos por una quimera llamada dignidad, dejan familia, afectos, circunstancias, en coincidencia con el pensamiento del filósofo peninsular José Gaos, transterrado de excepción en México.

Desamparados y silenciosos, vejados y movidos por la necesidades o la angustia o la depresión o la urgencia de sobrevivir, la vasta gama del ejército de los migrantes se ve obligada a bandearse en las complejas sociedades opulentas e igualmente injustas, racistas y excluyentes, para ver de integrarse, como es ya norma, en la miserable condición de subproletarios sin futuro, en la velada y nunca declarada condición de nuevos esclavos. De ello saben el sinnúmero de personajes y comparsas que protagonizan esta historia, nueva, que actualiza la más vieja y por todos conocida, de una sofisticada neocolonización, esta vez narrada desde la vivencia y la voz de los vencidos. Triviño Anzola, transterrada de excepción en Madrid desde hace tres décadas, asume como modelo y excava en la desgarradora experiencia de los siete millones de desplazados internos y de los seis millones de colombianos que viven en el extranjero, por obra de la guerra plurisecular que se libra, desde 1492, por la tierra y por el derecho a la vida y la existencia.

De ello sabe, y es paradigma, Luis Jorge, el periodista que se traslada a España huyendo de un secuestro. Una madrugada, agobiado por la soledad y las dificultades, se encuentra, confuso y desasosegado, ante el cadáver de su nueva compañera, cuya muerte no se esclarecerá. Triviño, en aras de la objetividad, apoyada en un impecable ejercicio de estilo, delega a una narradora la ardua tarea de adentrase e indagar en el submundo de los inmigrados. Estos, en una bien orquestada polifonía, configuran la urdimbre de intrigas, vivencias, soledades, sentimientos y circunstancias que dan voz a la masa de seres humanos que, en tal anormalidad, no la tienen. En el universo de los excluidos, doblemente segregados en la periferia de las ciudades y en los márgenes de la sociedad, la narradora convoca a trabajadores, profesionales, delincuentes, mafiosos, prostitutas, drogadictos, sirvientas, narcos y desplazados, que encarnan la masa anónima de inmigrantes afincados en el umbral de la legalidad y en condiciones infrahumanas. En el mundo hoy, donde el neoliberalismo sigue haciendo estragos, inclemente exaspera la pobreza, la violencia y la demencia, y convierte en un espectáculo grotesco la corrupción y la vulgaridad, hasta los extremos del racismo, la intolerancia y la incubación de modalidades aun desconocidas de populismos y fascismos.

Le puede interesar: Migración y feminismo: ‘Un vaso de agua bajo mi cama‘ de Daisy Hernández

Transterrados
Consuelo Triviño Anzola
Madrid, Calambur, 2018, 266 p.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.