RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Entre dos mundos

Ganadora del Premio Booker en el 2003 y una de las escritoras revelación de Gran Bretaña, a esta autora británica-bengalí no la quieren muchos de sus compatriotas de Bangladesh. Hasta la han amenazado. La literatura es un espejo incómodo.

2010/03/15

Por Juan Gabriel Vásquez

En el verano de 2006 se filmaba en Londres la adaptación de Brick Lane, la primera novela de Monica Ali, que ya para ese momento llevaba varios años siendo noticia: había sido finalista del premio más codiciado de la literatura inglesa, había vendido tantos millones de ejemplares, se había traducido a tantas lenguas. El título de la novela, que inexplicablemente ha pasado al español convertido en el exotismo hidrológico de Siete mares, trece ríos, se refiere a un barrio del este de Londres que desde hace varias décadas es el lugar de llegada de varias comunidades de inmigrantes. Una de ellas es la bengalí, a la cual pertenecen los personajes principales de la novela. Pues bien, durante ese verano la filmación de la película tuvo que trasladarse a otro barrio por razones de seguridad. Unos voceros de la comunidad bengalí se habían sentido ofendidos por el retrato que de ellos se hace en la novela, y decidieron convocar manifestaciones, amenazar con quemar los libros de Monica Ali, y sugerirle a ella que algo le podía pasar si decidía poner un pie por allí. Las reacciones variaron. Germaine Greer, una escritora que ha hecho de la corrección política una forma más de la imbecilidad, justificó la censura; Salman Rushdie, que de censura sabe más que cualquiera, la condenó sin atenuantes. Una de las acusaciones de los ofendidos sostenía que Monica Ali no tenía ningún derecho a describir la vida de una joven bengalí que no habla inglés, pues ella hablaba inglés perfectamente. Y Monica Ali se vio en la curiosa necesidad de justificarse diciendo que esto es precisamente lo que hace la literatura: ver a través de ojos ajenos.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.