Sánchez Baute, fotografiado en su apartamento en Bogotá. Sánchez Baute, fotografiado en su apartamento en Bogotá.

Escribir con sangre

El escritor vallenato, autor de Al diablo la maldita primavera y Líbranos del bien ha vapuleado las conciencias de quienes creían que aún en el siglo XXI había temas vedados en la literatura colombiana.

2010/06/22

Por Catalina Holguín Jaramillo

La voz procaz, divertida y desenfadadamente gay de Edwin Rodríguez Buelvas, protagonista y narrador de Al diablo la maldita primavera, reveló a los lectores colombianos un mundo que latía en el corazón de Bogotá. El supermercado Carulla de la 63 con séptima en Bogotá se conoce ahora como Gayrulla y sus más asiduos clientes ya no son espectros construidos a partir de desinformación y chismes, sino seres humanos con rostros y sentimientos. Algo parecido fue lo que logró Hanif Kureishi con la población paquistaní en Gran Bretaña: convirtió a una población excluida en individuos de carne y hueso. Esta ópera prima de Sánchez Baute ganó en 2002 el Premio Nacional de Novela de la Secretaría de Cultura de Bogotá. Como dice Edwin al final de la novela, “yo me hice respetar, y el destino me premió. Y ahora sí, hagan una bulla, carajo.”

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.