RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Javier Marías, un viejo conocido

'Berta Isla', la novela más reciente del madrileño, es el fruto de un talento en pleno apogeo: un escritor mimado por el mercado y el arte.

2018/01/29

Por Ángel Castaño Guzmán

Suele Javier Marías –quizá el novelista ibérico más aplaudido de los días que corren– escribir ficciones ancladas en los vaivenes íntimos de la gente de mediana edad, en las cuitas vividas en escenarios distantes al ojo de los vecinos y amigos de copas u ocasión. Berta Isla, su best seller del momento –otro peldaño en el ascenso al Cervantes o, ¿por qué no?, al Nobel de Literatura–, se construye con los elementos distintivos del universo estético del Rey de Redonda: una historia sugerente narrada con una prosa muy personal, llena de digresiones, con toques de exquisitez sin llegar al barroquismo. Marías –y es una de las claves de su éxito de ventas y de crítica– seduce por igual al lector esporádico como al experto. Alterna con pericia el melodrama con alusiones bien hechas al cine y a la literatura, en particular a ese continente de riqueza simbólica llamado William Shakespeare. La suya es una voz monocorde, invasiva, sentenciosa aunque no asfixiante. Los personajes de sus novelas hablan en el mismo tono: son cultos y muy dados a reflexionar acerca de la naturaleza del matrimonio, de la consistencia de los sentimientos, a cultivar un tipo de filosofía menor. Marías no arriesga: no tiene por qué hacerlo. Berta Isla demuestra de nuevo la eficacia de la fórmula ya empleada en Mañana en la batalla piensa en mí, Corazón tan blanco y Los enamoramientos.

La madrileña Berta Isla –la protagonista del relato– pasa revista a los sube y baja de su vida al lado de Tomás Nevison, un inglés dotado con una destreza singular para aprender idiomas e imitar acentos. Ambos son testigos del paso de la dictadura a la democracia. Hacen parte de la burguesía liberal de la España de Felipe González: pueden esgrimir cuando haga falta las credenciales de opositores a Franco y sus secuaces. No obstante, una densa nube tóxica se cierne sobre su paraíso conyugal: Nevison esconde a medias un secreto que le provee a su imaginativa y locuaz esposa tela para cortar. ¿Cómo nombrar al extraño vínculo capaz de enlazar el destino de dos personas? ¿Es posible conocer al menos con mediana profundidad a alguien, a cualquiera? ¿Lo tras bambalinas, las caras ocultas de las lunas, protegen el alma o le abren heridas? ¿Se puede amar a un fantasma? A Marías dichos asuntos le permiten demostrar la soltura del pez en el agua. En ciertos pasajes Berta Isla derrapa en los clichés, mas lo hace con garbo y casi siempre buen gusto.

Junto a Pérez Reverte, Vila-Matas, Montero y Cercas, Javier Marías conforma la élite de la novela española actual. A pesar de la cristalización de su estilo, sus libros no dejan de depararle placeres a quien se interne en ellos. Berta Isla es el fruto de un talento en pleno apogeo: un escritor mimado por el mercado y el arte, par de esquivas musas.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 156

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.