Portada de la revista Time de 1961, dedicada a J.D Salinger. Portada de la revista Time de 1961, dedicada a J.D Salinger.

La esquiva vida del pez banana

J. D. Salinger (Nueva York, 1.o de enero de 1919 - Cornish, New Hampshire, 27 de enero de 2010)

2010/03/16

Por Oscar Guisoni

“Lo que más valoro es cuando uno queda completamente agotado después de leer un libro y desea ser amigo del autor y poder llamarlo por teléfono en cualquier momento”. Así habla Holden Caufield en El guardián entre el centeno, anticipando lo que sucederá después con su autor. Solo que llamar a J.D. Salinger por teléfono “en cualquier momento” era una herejía imposible. Una ruptura de su intimidad, esa famosa privacy a la que se sometió con la disciplina de un monje budista durante medio siglo, antes de decir su última palabra, la de la muerte, el pasado 28 de enero. Escribir sobre Salinger es hacerlo sobre su silencio, sobre su decisión de volverse invisible y sobre su escueta obra, una de las últimas narrativas del siglo xx capaz de crear personajes que luego se volvieron reales. Detrás de ese elocuente silencio y de esa obra mitológica se alcanza a adivinar una figura aterradora, genial y egocéntrica, tierna y tirana a la vez, según la describieron su propia hija y una de sus amantes, que se atrevieron a romper la barrera de silencio despertando las iras de J.D.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.