Tomada en San José del Guaviare por Juan Carlos Sierra. Tomada en San José del Guaviare por Juan Carlos Sierra.

La misma vorágine

Marta Ruíz vuelve sobre los lugares protagonistas de La Vorágine

2010/03/15

Por Marta Ruiz

Tiene 91 años y el cuerpo doblado por el trabajo. José Sánchez fue pescador de valentones y caimanero, soldado en la guerra contra el Perú y oficial de las tropas de Guadalupe Salcedo. Pero de todos sus recuerdos, el mejor guardado y nítido es el de José Eustasio Rivera. Vive en una casa de solar amplio, donde a la sombra de un almendro invoca su pasado. Es domingo, pero en la casa se vive un ambiente de trabajo. Los muchachos asierran la madera para construir una canoa y las mujeres agitan la ropa en un lavadero de piedra. Desde la silla donde nos sentamos se ve un brazo del río Meta. “Antes las mujeres lavaban la ropa en el caño, pero el caimán venía y se las llevaba de un zarpazo”, cuenta. Su esposa, desde la cocina, grita que lo que dice su marido es cierto. Don José, como lo llaman todos en Orocué, es la memoria viva del pueblo y uno de los pocos que aún recuerda a Rivera. Cuando era niño, el escritor le pidió que lo llevara al otro lado del río. Juntos apalancaron la curiara y llegaron hasta las tierras del Vichada. Pescaron y durmieron en la arena de la playa. “No fuera a ser que los guahíbos nos atacaran con sus flechas salvajes”, recuerda exaltado.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.