La filósofa alemana Hannah Arendt. La filósofa alemana Hannah Arendt.

La obligación del pensamiento

Hace cincuenta años, el director de logística de las deportaciones de judíos en la Alemania nazi, Adolf Eichmann, enfrentaba a sus víctimas durante uno de los juicios más relevantes del siglo XX. Por encargo del New Yorker, la filósofa judíoalemana Hannah Arendt estaba allí. El libro que escribió, Eichmann en Jerusalén, no ha perdido vigencia para entender el lado más pobre y banal de la condición humana.

2011/08/02

Por Hernán Darío Caro.

En la noche del 11 de mayo de 1960 Ricardo Klement bajó del bus que tomaba cada día desde la fábrica local de la Mercedes-Benz en que trabajaba como soldador, hasta su casa en un infeliz suburbio de Buenos Aires. No había caminado cien metros cuando dos hombres salieron de la nada y le saltaron encima, lo levantaron bruscamente del suelo al que había caído por el pánico de la sorpresa y lo montaron en un carro que se había detenido frente a ellos segundos antes. En el coche, los hombres amordazaron al aterrorizado Klement, le vendaron los ojos, le amarraron los brazos, las piernas, y le advirtieron que si gritaba o hacía un movimiento en falso le reventarían allí mismo la cabeza de un balazo. Con voz serena, acaso aliviada, Klement les aseguró en alemán, su lengua materna: “Ya me he entregado a mi destino”..

Para leer este artículo completos:

Ed. 163

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.