RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Mala ciudad

Bogotá en Sin remedio es un lugar infernal, de malos olores y personajes nefastos: “Una ciudad renegrida, reblandecida, informe, pululante de gente”.

2010/04/29

Por Felipe Restrepo

Cuando Antonio Caballero publicó Sin remedio, en 1984, en Bogotá nadie hablaba de cultura ciudadana o de desarrollo sostenible. Tampoco existían Transmilenio, el pico y placa, la ley zanahoria o el día sin carro. Parecería que desde entonces el panorama ha cambiado mucho: los expertos incluso dirán que Bogotá es un ejemplo de desarrollo en el mundo y que nada tiene que ver con el lugar salvaje que Caballero describe. Pues no es así. La novela narra la historia de un poeta fracasado, Ignacio Escobar, que frente a su falta de talento y la imposibilidad de escribir, se dedica a deambular por las calles de la ciudad. Durante su trayecto se obsesiona con la idea de que nada va a cambiar nunca y decide componer un poema sobre eso. El poema –de una calidad bastante discutible– se llama “Cuaderno de hacer cuentas” y su primer verso reza: “Las cosas son iguales a las cosas”. Pues bien, todo parece indicar que el poeta fracasado tenía razón finalmente, porque, veinte años después de la publicación de Sin remedio, en Bogotá, las cosas, todavía, son iguales a las cosas.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.