RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

La escritura y el afecto son los salvavidas de Mario Conde, el detective de Leonardo Padura

En 'La transparencia del tiempo', la nueva novela de Padura, el detective Mario Conde se enfrenta al presente de su generación y al pasado de una virgen milagrosa.

2018/03/26

Por ÁNGEL CASTAÑO GUZMÁN

La literatura –decía con acierto Gustave Lanson– registra la vida de las ideas y los sentimientos de los pueblos. Sin ser fuentes documentales –de datos y cifras– las obras literarias dan un indicio de las visiones de mundo –de la muerte, el amor, la ética– de distintas generaciones. En la prosa de Montaigne o de Camus, por ejemplo, se cristaliza un momento de la historia europea y francesa. No perdí esto de vista mientras seguía las peripecias del ex policía Mario Conde, sus viajes por los pasadizos de La Habana, urbe de relojes congelados.

En La transparencia del tiempo, Conde transpone una frontera: deja atrás la adultez para internarse en los calendarios de la ancianidad, o al menos eso piensa él al cumplir sesenta años. El héroe de varias novelas del cubano Leonardo Padura sobrevive con la correa apretada en el difícil negocio de la venta de libros viejos. Poco antes de su cumpleaños recibe el encargo de un antiguo compañero de estudios de buscar una reliquia familiar. Esta tarea –como sucede en los relatos policiales– le permite al sabueso conocerse mejor a sí mismo.

En este caso, Conde pone en tela de juicio el sistema político que hizo de la suya –y la de sus amigos Candito, Carlos, Conejo, Bobby– una hornada sacrificada. A ellos, el maximalismo del régimen les quitó el visceral y muy humano derecho de elegir y equivocarse. En medio del naufragio, solo las noches de ron malo, chistes y camaradería les dan fuerza para seguir a salto de mata.

Le puede interesar: Leonardo Padura: “Nos hace falta volver a creer en una utopía”

La historia –con mayúsculas sostenidas– irrumpe en la existencia de los individuos con el disfraz de la guerra, de la revolución, de las grandes catástrofes. Así lo hizo en la de Conde –con el sueño del socialismo caribeño de los barbudos– y en las de Antoni Barral –el nombre de varios campesinos catalanes–. En las 440 páginas del volumen, los destinos de los Barral y de Conde se entrelazan en virtud de una virgen negra y del poder insurgente de la escritura.

La hábil pluma de Padura alterna las búsquedas de Conde en el 2014 con escenas recientes y remotas de los Barral –de la guerra civil española hasta el exterminio de la orden del Temple–. En su odisea, Conde conoce de primera mano una realidad maquillada por la retórica oficial: los barrios de los palestinos –apelativo dado en la isla a los cubanos de oriente llegados a La Habana– donde la pobreza es dantesca, y los lujos principescos de los complejos turísticos exclusivos para las élites y los extranjeros. Por su parte, los Barral se topan de frente con la viscosa cara de la violencia.

Le puede interesar: El virus de la tristeza

Conde no necesita el garbo analítico de Holmes ni el sexy salvajismo de Harry el Sucio para solucionar sus enigmas detectivescos. La amistad, el amor y la redacción de historias “escuálidas y conmovedoras” le ayudan a no tirar la toalla en un país asfixiado por una ortodoxia castrante y los asedios locales y externos. Si bien ficciones, los libros de Padura –él se encarga de dejárselo claro al lector en la nota de cierre– nacen del “conocimiento vivo”, de lo aprendido en las grietas de las ideologías y los catecismos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.