Una página de 'La grieta'. Una página de 'La grieta'.

‘La grieta’: historias de una guerra sin nombre

El libro de Carlos Spottorno y el reportero Guillermo Abril es un híbrido entre reportaje fotográfico y novela gráfica, dedicado a retratar la crisis que asedia Europa. ‘La grieta’ protagoniza la entrega más reciente de nuestra nueva sección de novela gráfica.

2018/02/19

Por Mario Cárdenas

En 1948, luego del fin de la Segunda Guerra Mundial  Winston Churchill sugirió una idea revolucionaria: “Debemos crear una estructura regional llamada quizás, Los Estados Unidos de Europa”. Ese “sueño” de una Europa unida sucedió, se llamó: la Unión Europea (UE). Un espacio con apariencia segura y un estado de bienestar solidario. El sueño de a poco se ha ido convirtiendo en pesadilla, se resquebraja, se fisura. Las brechas causadas por la islamofobia, los nacionalismos, la crisis de los refugiados, el terrorismo, el cierre de fronteras, sumada a la salida del Reino Unido de la Unión Europea extienden las grietas que fracturan ese sueño. La unión se rompe, es una grieta, como la obra que Doris Salcedo instaló hace unos años en la Sala de Turbinas del Tate Gallery de Londres.

Le puede interesar: "Los preocupantes elementos racistas y xenófobos del Brexit"

Después de  varios reportajes publicados y de conseguir un World Press Photo por el corto A las puertas de Europa, donde muestran cómo un buque de la Marina italiana rescata a 219 inmigrantes que viajaban en un navío extraviado en el Mediterráneo, el fotógrafo documental Carlos Spottorno y el reportero Guillermo Abril hicieron La grieta: un híbrido entre reportaje fotográfico y novela gráfica. Durante tres años tomaron más de 25.000 fotos de viajes y escribieron 15 cuadernos recorriendo los puntos más álgidos de las fronteras de Europa, para plasmar cómo esta se derrumba.

Retratan desde una visita al muro de Melilla, un enclave español en África, que tiene un muro salvaje que separa África de Europa; hasta el reportaje a las operaciones del Mare Nostrum, un buque italiano que logró en una de sus últimas operaciones sacar a más de 10.000 personas en dos días de las costas mediterráneas, y luego la cancelación del proyecto por falta de recursos. Las caminatas clandestinas de los inmigrantes por los Balcanes y la fronteras de Europa oriental en la búsqueda de un refugio o los movimientos armamentísticos en los bosques árticos componen La grieta, entre muros, cercas y vallas. El libro da aviso sobre las múltiples fisuras que sufre la unión, de una guerra sin nombre que ha comenzado y que deja ver el fantasma de los nacionalismos, el recelo entre vecinos, el aumento de la xenofobia; que resquebraja a Europa a través un terror que persiste. La grieta, como reportaje, es una filtración que permite ver una verdad oculta.

Le puede interesar: ‘Lo que se llevaron‘: un poema para los refugiados

El libro tiene como antecedente El fotógrafo, de Didier Lefèvre, Emmanuel Guibert y Frédéric Lemercier: el diario en primera persona de un fotógrafo que viaja de Palestina a Afganistán en un misión de Médicos Sin Fronteras, que se narra intercalando las fotografías de Lefèvre y los dibujos de Guibert. En el caso de La grieta, no hay dibujos, no hay un trazo de lápices o tintas, solo hay fotografías en secuencia. Para ello Spottorno hizo un tratamiento de la imagen que difuminó sus contrastes y la profundidad, acercando cada fotograma al trazo del dibujo realista. Cada fotografía es una viñeta que intercala las historias de lo captado por el lente y la voz que narra el documental, haciendo un uso sobrio del lenguaje del cómic que logra articular los distintos elementos que hacen parte de la composición en cada página, como el trabajo de reportería, los testimonios, y la imagen fotográfica.

Este documental en viñetas no solo es importante por lo que muestra, sino por el uso directo de la fotografía para hacer un reportaje en cómic. En sus más de 160 páginas hay una precisa reflexión sobre el ideal de un mundo que ha fallado, que se empeña por estar a espaldas de la tragedia y levantar muros, La grieta es un resumen de la última década, es un puñado de postales rotas, donde, y como se lee al final del libro, a modo de grito: “se ve Oriente, y sus guerras. La miseria en África. Se ve Rusia al fondo. Y se ve también Europa, a este lado ese remanso seguro. La unión, el sueño de su paz, su riqueza. Y todas sus grietas. Se ve el Reino Unido con un pie fuera y Estados Unidos con un presidente en plena evolución. Los muros alzándose entre países. El auge del nacionalismo. Y un lenguaje militarizado. Beligerante. Enconado. Voces que alertan una tercera guerra mundial. Incluso algunas aseguran que ya ha empezado”. Una guerra que no existe en los medios, que parece ausente a pesar de que su grieta se extiende y amenaza, con odio, romper una vez más a toda Europa.

La grieta

Carlos Spottorno, Guillermo Abril

Astiberri Ediciones

168 páginas.

Para más de nuestra sección de novela gráfica: ‘Arsène Schrauwen‘: una aventura tropical llevada a la novela gráfica

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.