Harper Lee con Gregory Peck en 1962, en el set de grabación de Matar un ruiseñor. Harper Lee con Gregory Peck en 1962, en el set de grabación de Matar un ruiseñor.

Un ave rara

Escribió una novela capital en la literatura norteamericana del siglo XX. Se recluyó lejos del ruido y de los medios. No concede entrevistas y se niega a formar parte de los círculos del glamour intelectual. Esta es Harper Lee.

2010/10/13

Por Andrés Felipe Solano

En 1954 la Corte Suprema ordenó que todos los colegios de Estados Unidos le echaran tierra a su política segregacionista. No había razón para que negros y blancos estuvieran divididos durante las clases. Charleston, un pueblo del estado de Mississippi de cuarenta cuadras y que apenas llega a los dos mil habitantes, ubicado en uno de los condados más pobres del país, solo cumplió el mandato a cabalidad en 1970. A pesar de acatar la orden, los alumnos permanecían separados en uno de los eventos que hacen parte de la mitología de cualquier adolescente gringo: el prom. Tanto blancos como negros tenían su propia fiesta de graduación. El actor Morgan Freeman, que vive en Charleston desde hace unos años, se ofreció a pagar un evento compartido en 1997 para abandonar de una vez por todas tan infame tradición. La junta escolar de ese entonces se negó. En 2008 Freeman hizo un nuevo ofrecimiento y esta vez fue aceptado. La fiesta dio pie para que se filmara el documental Prom Night in Mississippi, una historia sobre la segregación que hizo parte de la selección oficial del festival de Sundance 65 años después de que la corte se pronunciara.

Para leer este artículo completos:

Ed. 167

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.