El 'Diccionario Salsero', del colectivo Salsa sin Miseria. El 'Diccionario Salsero', del colectivo Salsa sin Miseria.

Un diccionario bailable

Jaír Villano comenta el 'Diccionario salsero', del colectivo Salsa sin Miseria. La presentación será este 4 de agosto en la librería del Fondo de Cultura Económica.

2018/08/03

Por Jaír Villano

Una precisión: el Diccionario Salsero no es un libro cualquiera. Es un homenaje a ese género que ha atrapado a tantas generaciones y que nunca falta en las fiestas. Es un regalo para quienes hacen de él un estilo de vida, porque lo es. Es una pieza que como lo indica su nombre esclarece el significado de palabras cuyo origen, sabor y esencia, de tanto tararearlas y repetirlas, se han olvidado. “¡Aguanilé!”, repite uno, al son de ese coro pegajoso de Héctor Lavoe y Willie Colón, sin detenerse a pensar en qué significa. Para eso este diccionario: "1.interj. Expresión de alabanza al orisha Oggún. 2.f. Agua bendita pa‘ rociar a las muchachas". Y, bajo la definición, la canción de la cual proviene la palabra (uno no sabe: por si acaso a alguien se le escapa).

El Diccionario Salsero es un libro de salsa, sí, pero dirigido a cualquiera que mueva las piernas. Porque cuando uno dice que le gusta la salsa, y enseguida aclara que no baila, no falta el agrandado que le restriega los pasos en la pista de baile. Pero es que no se trata únicamente de mover las caderas, señoras y señores, se trata también de deleitarse con su sonido, su sabrosura, su historia y, vean ustedes, sus expresiones. De modo que la salsa también se lee: este libro lo demuestra.

Además, la estética del libro invita a escurrirse por sus páginas. Está bien diseñado, con imágenes pertinentes; es pequeño y corto. Tremenda murga. En él nos adentramos a esa dialéctica de los salseros y encontramos que, en otro contexto, la acepción de las palabras que uno cree conocidas no es la misma. Allí entendemos qué quiere decir Justo Betancourt cuando dice “guillao”, o entender el “guasasa” de la Orchestra Harlow, o el “buchipluma” de Charlie Palmieri, o el “guararé” de Ray Barreto, o a qué se refiere Héctor Lavoe cuando dice: no te pongas “guapo”. No podía ser distinto: el “bembé” se extendió. Ni hablar entonces de esa “juma” advertida por Henri Fiol.

Le puede interesar: Conversaciones Arcadia: Buena Vista Social Club y la fama que llega tarde

El Diccionario Salsero es producto de la gestión del colectivo Salsa sin Miseria, que viene trabajando desde Cali con iniciativas que buscan poner la salsa en el lugar que se merece, alejado de las modas o las veleidades impuestas por la industria. Desde plataformas digitales, y haciendo uso de las redes sociales la salsa que parece definir a Cali pero que no es del todo cierto, se ubica la salsa como lo que es: una expresión que ocupa un espacio relevante en la historia cultural de, por lo menos, Latinoamérica.

Su autor es un bailarín de primera, Junior Adilson Pantoja: carismático y con la precisión necesaria para cada término. ¿Cómo surgió la idea del libro? ¿De dónde las etimologías? ¿Cómo acotar el amplísimo y variopinto glosario? El sábado 4 de agosto la pieza será presentada en Bogotá. Se le hará honor a ese magnífico epígrafe tomado de Piro Mantilla: "El que no sepa, que aprenda".

Le puede interesar: Un encuentro en Cali con los Hermanos Lebrón

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 154

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.