. .

¿Una confesión tardía?

Pelando la cebolla levantó polémica desde el mismo momento en que se lanzó en octubre pasado en Alemania. Recientemente traducido al español, el libro circulará la próxima semana en Colombia y abre varias preguntas sobre la responsabilidad del escritor ante sus circunstancias históricas. ¿Culpable o inocente?

2010/03/15

Por Jorge Iván Salazar

Está a punto de aparecer en el mercado colombiano el nuevo libro de Gunter Grass, texto autobiográfico que llega precedido por una enorme polémica, toda vez que el laureado novelista confiesa haber pertenecido a las Waffen-SS durante los años cruciales de la Segunda Guerra Mundial. La confesión resulta incómoda en un autor cuyas posturas ideológicas lo han convertido en una referencia moral para su país. Muchos de sus críticos le reprochan lo tardío de su confesión. Otros ven una contradicción patente entre las posturas éticas de Grass y su admisión de haber sido parte de las SS. Para el Consejo Central de los Judíos de Alemania, la confesión de Grass es simplemente una estrategia publicitaria para promocionar su autobiografía. Quienes defienden al escritor sostienen que no puede culparse a un hombre por los pecados de su adolescencia; también aclaran que Grass no disparó un solo tiro y que ignoraba los hechos atroces de la “Solución Final”. Muchos han puesto de presente la simetría entre este caso y el del actual Papa. Pero al leer el libro lo que muchos se preguntarán es qué es lo auténticamente escandaloso y polémico en la confesión de Grass.

Para leer este artículo completos:

Ed. 159

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 159

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.