Algunas de las portadas de los discos de jazz colombiano que se destacaron este año. Algunas de las portadas de los discos de jazz colombiano que se destacaron este año.

¿Arrebato pasajero?

De lejos, el 2010 ha sido el año más fructífero en discos de jazz editados por artistas colombianos dentro y fuera del país. Sumado a esto, dos libros excelentes fueron publicados por la Orquesta Filarmónica en Bogotá. Arcadia pasa revista a un buen año, y cruza los dedos para que las cosas sigan así.

2010/12/15

Por Luis Daniel Vega

Cuando el periodista Juan Carlos Valencia afirmó en el artículo “¿Llegó la hora de Colombia”, publicado hace cuatro años en esta misma revista, que el jazz en Colombia había alcanzado la madurez, muchos recibimos con sospecha la optimista conclusión. Claro, se habían editado unos buenos discos y varios grupos colombianos eran bien recibidos en escenarios internacionales. Pero la verdad era otra: la producción discográfica seguía siendo pobre, los grandes medios continuaban sordos, la visión histórica inexistente, no había ninguna publicación especializada, eran muy pocos los bares que presentaban jazz y, lo más aburrido de todo, se seguía respirando ese aire arribista en el que el jazz flota como una música exclusiva para iniciados cultos, inteligentes y de gusto refinado.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.