RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Con el alma arañada

El público de Bogotá se prepara para recibir a Cat Power, una de las artistas de mayor prestigio de los Estados Unidos. A través de sus discos, siempre emocionales, puede descubrirse a una artista adolorida, visceral y rota, en el mejor momento de su carrera.

2010/03/15

Por Lucas Guingue

De acuerdo tanto con las letras de sus canciones, como con las noticias de su vida personal y artística, Chan Marshall o Cat Power ha llevado una existencia agitada al estilo de muchos músicos: pasajes oscuros y enmarañados, familias disfuncionales, estados profundos de depresión, lágrimas y licor: “Hemos vivido en bares y bailado en mesas/ hoteles y barcos que parten/ nadamos con tiburones y volamos en aeroplanos por el aire” canta en “Lived in bars” de su trabajo The Greatest, de 2006. Marshall nació en 1972 en el estado de Giorgia, en una familia de músicos de jazz alicorados. Conoció desde joven el nomadismo que caracteriza su oficio, y se crió entre amigos músicos, junkies y “ocupas”. Llegó a Nueva York a los 20 años de edad. Podría decirse que fue allí en donde comenzó su carrera realmente. Y lo hizo con las dificultades que suponía su inclinación a la bebida, y tener los bolsillos vacíos. Debió descargar camiones de carne, y sortear la duda de si debía continuar con la música o huir a lugares recónditos. Pero las noches eran largas y Chan se sumergió en la escena musical avant-rock del East Village, caracterizada por la diversidad y la experimentación de bandas con sonidos extraños, heredados de la escena No Wave o post punk de Nueva York, el indie rock y la lo-fi de producción casera.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.