Desde los años ochenta bailando en la frontera del 'mainstream', Violent Femmes no detiene su marcha. Foto: tomada del Facebook oficial Desde los años ochenta bailando en la frontera del 'mainstream', Violent Femmes no detiene su marcha. Foto: tomada del Facebook oficial

"Somos una de las bandas desconocidas más populares del mundo", Violent Femmes

ARCADIA habló con Gordon Gano, líder y cantante de la banda que estalló en los ochenta con 'Blister in the Sun' y que no teme seguir su línea propia de música y humor en su nuevo trabajo 'Hotel Last Resort'.

2019/07/26

Por Alejandro Pérez

Usted lleva décadas en la industria musical, y sigue adelante. ¿Alguna lección sobre cómo sobrevivir en ella?

Hay que amar esto. Tiene que ser una pasión. Yo he tocado música que me ha permitido llegar a lugares y hablar contigo hoy pero, a la vez, toco música todo el rato en lugares chicos frente a muy poca gente. Es una decisión de vida.

Gone Daddy Gone, le pasan los años, no la calidad

Mucho ha cambiado desde que Violent Femmes rompió en la escena y se hizo a un nombre. En esa época se escuchaban vinilos, cassettes, luego vinieron los CD, mientras que hoy el streaming y YouTube mandan. ¿Extraña algo de los 80 y 90? Y, ¿qué no extraña para nada?

No extraño rasgos de como yo era en esas épocas. Creo que me caigo mucho mejor ahora. Eso a nivel personal. A nivel social, creo que extraño no tener un teléfono celular. Me gustaban muchos aspectos de una vida en la que no teníamos todos un celular todo el rato.

Del otro lado, me gusta mucho el acceso que hoy existe, puedo escuchar tanta música nueva y distinta todos los días. Eso era imposible en los 80s y 90s. Esa parte de la tecnología es buena pero, insisto, hay demasiados teléfonos en el mundo...

Y en los conciertos...

Sin duda. Creo que ha cambiado por completo la dinámica de los conciertos. Las canciones que la gente más aprecia son las que quiere registrar en video, y eso muchas veces le impide seguir cantando o bailando. Eso lo vuelve una experiencia muy extraña.

Ha compuesto muchas canciones pero hay himnos que se destacan: ¿se cansa alguna vez de tocar éxitos como Blister in The Sun? ¿La reacción de la gente lo vale siempre?

Es un buen punto. No me canso de Blister in the Sun o de las canciones de nuestro primer disco precisamente por la respuesta que generan. No las toco para mí, cuando estoy solo, pero frente a la gente, con la banda, las tocamos de una forma particular, nunca las replicamos exactamente, movemos cositas, alteramos algunas notas, así que siempre se sienten vivas.

Sale su nuevo álbum, Hotel Last Resort, con un aire de colaboración pero con el ADN de Violent Femmes, su particular manera de entregar letras y su sonido de guitarras, bajo acústico y percusión dosificada. En sus palabras, descríbalo. 

Es una colección de canciones de la música que nos gusta hacer. En ese sentido, es lo mismo de los discos que hemos ofrecido en las décadas pasadas. Tocamos de la mejor manera que podemos y, de las canciones, que he escrito en su mayoría, elegimos las que nos suenan bien. Así que es nuevo pero es básicamente lo mismo. El nombre del disco viene de una canción y parecía ajustarle bien...

Precisamente, esa canción cuenta con la guitarra de Tom Verlaine...

Es algo que me emociona tanto... Tom Verlaine y Television son influencias enormes para Violent Femmes desde los inicios de la banda. Contar con el sonido de uno de mis guitarristas favoritos en una de nuestras canciones es sobrecogedor. 

A través del disco se le suman grados al rango de emociones. Y, como de costumbre, a un particular tipo de humor que sus seguidores conocen bien.

Te felicito por anotar algo que la mayoría de gente no menciona. Creo que hay muchísimo humor en casi todo lo que escribo. Así la canción sea seria, hay juegos con las palabras y las imágenes Como dirían en los programa-concursos: "¡Está usted en lo correcto, señor!".

Hotel Last Resort, su más reciente trabajo

¿Wisconsin hace parte de su música?

Mi familia se mudó a Wisconsin, allí viví de los 10 a los 20 años y luego mi familia se mudó de nuevo. No tengo raíces profundas allá, pero crecer allí fue importante en mi vida. Creo que mis influencias musicales vienen de muchos lugares más: de discos y de mi familia, de mi padre, que tocaba guitarra y cantaba, de mis hermanos y hermanas mayores que tocaban. Crecí con eso y, donde fuera que íbamos, eso iba con nosotros.

Regresando al disco, la versión de God Bless America rompe en tono, pero no desentona. Se va armando, elevando, y luego estalla. ¿Por qué God Bless America ahora? ¿Hay algo de político en ese cover?

Fue una manera de tocar y cantar la canción que encontré por mi cuenta, espontáneamente, poco después de los ataques a las Torres gemelas del 9/11. Y luego la grabé por mi cuenta para una fundación caritativa de un amigo, cuya esposa murió en los ataques, y que montó en pro de las víctimas. Por muchos años dejé de tocarla y de pensarla. 

Pero, poco antes de entrar al estudio, una amiga me preguntó si además de las canciones de Violent Femmes que cargan el humor del que ya hablamos, podía incluir alguna que transmitiera el enojo que sentía por lo que viene sucediendo política y socialmente en Estados Unidos... y pensé que no tenía nada así hasta que recordé esta canción, sincera, con un sentido de duelo y luto hacia el amor del propio país. 

Sobre cómo la asumimos, Brian Ritchie sugirió sumarle una improvisación muy libre. Le pregunté, "¿y eso cómo encaja?" Y apeló a lo mucho que nos gusta el espíritu del free jazz, a  la improvisación que hacemos y nos fascina escuchar, y añadió que eso vino de muchos lugares del mundo pero tomó forma en Estados Unidos. Y es cierto, y la tocamos así. 

Menciona a Brian. Han tenido altas y bajas y disputas, pero siguen. ¿Ha cambiado mucho la dinámica de la banda? ¿Componen igual que en sus primeros días?

Casi siempre partimos de una canción que tengo, que muestro y sobre la cual Brian toca. Básicamente toca lo que le nace, así como la primera vez que hicimos música juntos. En un coffee shop yo estaba en el escenario y lo invité a unirse.

También mantenemos aún ese espíritu de lanzar y trabajar ideas rápidas y desarrollarlas en el momento sin pensarlas de más, sin analizarlas de más, así sea a veces inevitable caer en ello. Pensamos en música, vivimos en música, pero usualmente él toca lo que quiere tocar como quiere tocarlo, y eso le da ese sonido particular en las canciones.

Violent Femmes baila en la frontera del mainstream, entra y sale, y ha trabajado con distintos sellos discográficos. ¿Es un lugar en el que se siente cómodo?.

A veces, dependiendo del sello, sus representantes han quedado enojados y no han querido seguir con nosotros, pero nada nos ha cambiado, siempre hemos hecho lo que hemos querido con la música. Con el sello actual tenemos buena relación...

Sobre el mainstream, ha sido bueno para nosotros estar en su frontera. Yo he vivido mi vida como una persona normal; no tengo los grandes beneficios de ser una celebridad, pero tampoco sus grandes detrimentos, toda lo negativo que trae. Vivo como todo el mundo, la gente me reconoce muy rara vez, y nunca he tenido problemas con eso. 

Creo que somos una de las bandas desconocidas más populares del mundo.

Para aquellos extraterrestres que no han escuchado de ustedes y de su música, ¿podría compartirnos un recorrido de 3 canciones para entrar a su universo?

¡Jamás me han pedido algo así! Es muy difícil sugerir esto pues depende mucho de la persona, de la música que la atrae. Hemos hecho música con fuerte influencia de roots, country, folk, gospel, blues, y a cierta gente esta música no le gusta en absoluto.  

Definitivamente, hay que empezar por la canción más popular de todas, Blister in the Sun. Hay algo en ella que le llega incluso a gente que no sabe de nuestra música o conoce nuestro grupo. Es aún es la escogencia obvia, y si alguien la escucha y no le gusta, quizás nada del resto le va a gustar.

Sugeriría también Add it Up, una que viene del techo del punk-rock, con Nick cantando letras variadas, por la manera en la que cambia la música durante al canción. También una de estas de corte roots, blues, folk pero no se me ocurre cuál. 

Y quizás debería escoger algo del nuevo disco, pero le preguntaría a usted, ¿cuál escogería?

Me gustó mucho I‘m Nothing, Another Chorus es un juego y, como le dije, God Bless America me pareció genial.

¡Es una buena reacción inicial! Mencionó Another Chorus, y será interesante ver qué pasa con esa canción. Fue de las últimas que grabamos, la escribí justo antes de entrar al estudio y nos divirtió mucho hacerla. Ahora, teníamos la idea de que le iba a gustar a mucha gente pero la hemos tocado en un par de ocasiones y, bueno, quizás a los demás no les gusta tanto como a nosotros.

Ver esta publicación en Instagram

Today is the day! Our new album #HotelLastResort is now available - stream it on your platform of choice using the link in our bio.

Una publicación compartida por Violent Femmes (@officialviolentfemmes) el

¿Sabe algo de Colombia?

Sé, básicamente, nada. Por eso necesito ir y aprender.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.