Humphrey Bogart en el Halcón maltés (1941). Humphrey Bogart en el Halcón maltés (1941).

La brillante oscuridad americana

Como lamentos marginales de la sociedad gringa de finales del siglo XIX nacieron el jazz y la novela negra, dos géneros míticos en la historia de la música y de las letras. ¿Qué los une? ¿Cómo nacieron?

2010/09/11

Por Oscar Guisoni

No es difícil imaginárselo. Flaco, alcohólico, bebiendo bourbon en un oscuro tugurio clandestino de Baltimore, mientras al fondo suena en una vitrola la trompeta de Joe “King” Oliver o la corneta virtuosa de Freddie Keppard, o la voz cavernosa de Louis Armstrong. Ahí está, tuberculoso y comunista, el detective de la Agencia Pinkerton, mister Dashiell Hammett, buscando inspiración para su primera novela, Cosecha roja. La loca década de “los años 20” está llegando a su final y el mundo apesta a corrupción, a dinero fácil antes del crack, a sindicatos mafiosos y a políticos serviles. Y baila también el mundo, baila y escucha con asombro y locura esa música profunda que ha nacido del sufrimiento y la mitología, del espíritu y de las ganas de vivir, pase lo que pase, que tienen los negros que han sido esclavos o descienden de esclavos en los Estados Unidos de América. En ese mismo magma, si es que existe algo así en el fondo de la historia, en ese magma volcánico que fue el mundo desde finales del siglo XIX hasta el porrazo del 30, se fueron forjando juntos el jazz y la novela negra.

Para leer este artículo completos:

Ed. 163

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.