LaTenaz lanzará el 2 de agosto su álbum 'Canto al amor'. Fotos: Karen Salamanca. LaTenaz lanzará el 2 de agosto su álbum 'Canto al amor'. Fotos: Karen Salamanca.

LaTenaz, rock y pop en el arrabal

En su proyecto como solista, Tana Vallejo hibrida el vals, el tango, la ranchera y los ritmos latinoamericanos con el blues, el rock y el pop en una propuesta que ella denomina como "arrabalera alterlatina". Hablamos con ella antes del lanzamiento en agosto de su primer álbum, 'Canto al amor'.

2019/07/25

Por RevistaArcadia.com

Desde hace tres años, Tana Vallejo entró en el cuerpo de LaTenaz. Entre valses, copas rotas e hibridaciones de lo popular con la música contemporánea de las grandes ciudades, esta artista nacida en Armenia, que vive en Bogotá desde los 17 años, ha empezado a cocinar una propuesta que ella misma denomina como "arrabalera alterlatina".

En un principio, su experiencia profesional se desarrolló en diversos bares de Bogotá y, antes de ser mayor de edad, como corista, hizo parte del proyecto solista de Alejandro Martínez. Su primera banda fue Supervelcro, al lado de Tato Lopera, uno de los creadores de Estados Alterados, y Rodrigo Mancera, guitarrista de Morfonia, quien completó el trío. Con sus cuatro videos tuvieron como recuerda en periodista José Gandour una alta difusión en MTV Latino y su disco, que lanzaron en la terraza del Planetario Distrital, logró llamar la atención.

Después de separarse, Vallejo siguió haciendo música con Mauricio Ledesma, otro compañero que, como ella, se dedicaba a la producción audiovisual y a la publicidad. Con él fundaron Flora Caníbal y, desde ahí, cocinaron por primera vez la hibridación de la música electrónica con géneros populares. Llegaron a las tarimas de Rock al Parque en 2014 y eventualmente decidieron separarse. "Mi socio siempre estaba ocupado, era también director audiovisual, entonces cada uno estuvo en su cuento después de tres años de Flora Caníbal cuenta. En principio nos llamábamos Los Tenaces, pero por derechos nos tocó cambiar el nombre. Luego, yo decidí llamarme LaTenaz. Me gustó mucho porque definió mi personalidad". 

A partir de ahí nació el proyecto que lidera desde hace tres años, donde el vals, el tango, la ranchera y los ritmos latinoamericanos dialogan con el blues, rock y pop. El próximo 2 de agosto estará disponible en plataformas digitales su primer álbum, Canto al amor, que reúne los sencillos que ha sacado de manera independiente durante estos años. 

Antes del lanzamiento del disco, que será el 3 de agosto en RPM Records, hablamos con ella.

Has descrito el género del proyecto LaTenaz como “arrabalero alterlatino”. ¿Por qué?

Yo digo que soy arrabalera. Me robé el término ‘arrabal‘ de Argentina, porque implica traer esa música de la calle, olvidándose un poco de la academia y la perfección, la prolijidad. En el arrabal se reunían las personas a hacer música en la calle, como pasaba también en New Orleans, en la época de los negros en la esclavitud. Lo que importaba era lo que había en las venas y el sentimiento. Eso es lo que me traigo, porque yo reúno todos los géneros latinoamericanos dentro de mi música; sobre todo los que me enseñaron mis abuelos y mi mamá. Pero, aunque soy de Armenia, vivo en Bogotá desde hace 25 años y crecí con el rock, el pop, el blues y la electrónica. Eso viene desde Supervelcro, con quienes hacíamos pop electrónico, que fue muy lindo. Por eso digo que soy arrabalera alterlatina: no soy perfecta, soy alborotada, pero tengo esa influencia del rock colombiano, argentino, inglés, el pop. Amo el blues, pero con lo popular, con la música que siempre escuchamos.

¿Cómo llegaste a LaTenaz después de haber hecho proyectos tan diversos como Supervelcro y Flora Caníbal?

Definitivamente los años te van ubicando en lo que te sientes cómodo. Nunca he dejado de querer la música que hice antes, Supervelcro fue una etapa espectacular, hice de todo. Pero nunca me sentí tan yo: me sentía cantando música de otros. Era música electrónica entonces mi voz tenía que ser más suave, pasaba por muchos efectos, cada canción tenía un efecto diferente. Flora Caníbal fue un paso súper interesante entre Supervelcro y LaTenaz, porque es como sigo haciendo electrónica, pero sacando canciones de mis cuadernos, donde le cantaba al amor y a esa tragedia mía en mi personalidad porque soy súper enamoradiza. Pasamos en 2014 a Rock al Parque con Flora Caníbal, esa combinación rara de electrónica con popular. Pero mi socio siempre estaba ocupado, era también director audiovisual, entonces cada uno estuvo en su cuento. Nos llamábamos al principio Los Tenaces, pero por derechos nos tocó cambiar el nombre. Luego yo decidí llamarme LaTenaz. Me gustó mucho porque definió mi personalidad. Le dije a mi socio que me robaba el nombre y me dijo que de una: nos separamos y empecé a hacer mis canciones. Empezó solo con guitarra y voz, luego armé banda y arrancó.

Tu disco se llama Canto al amor y, en la tradición cantinera y de la música popular, hablas de los ires y venires del amor al despecho. ¿Cómo entiendes esa curva de amor desde tu música?

Uno debe hablar de lo que le nace. Yo creo que siempre hablé del despecho y del amor. Lo que pasa es que esta música da para que uno se pueda descarar un poquito más. No te voy a cantar como ciertos artistas de la música popular "Me voy a emborrachar", aunque emborrache al público. Mi idea es contar mis historias, porque todo lo mío son vivencias, son canciones que llego a las 3:00 de la mañana, con el corazón roto, y de una las escribo. Yo creo que no se trata solo de amor y despecho, sino de todas las etapas del amor: enamoramiento, cuando se convierte en algo normal y cuando se va para la mierda. También cuando es coqueteo y romanticismo, o cuando hay un amor mal correspondido. Por eso no digo que hago música de despecho.

El disco tiene esa línea de tiempo. Esto condensa el proceso que llevo con LaTenaz. Fui sacando música, hice mi primer show y en ese momento lancé "Amo a un extraño", que es un tanguito blueserito y lo lancé con videoclip, no había grabado ninguna otra canción. A partir de ahí, tocando, empezamos a grabar sencillo a sencillo y consiguiendo plata hasta terminar Canto de amor.

¿Canto al amor es, entonces, la condensación de la curva amorosa que trazas en tus sencillos?

Exacto, este disco reúne esos sencillos que salieron a los que les añadí dos que hice con Duck.Sessions, un colectivo que hace sesiones en vivo. Hice una nueva mezcla de esto y la publiqué. Ahí está ese pueblerino pero también totalmente el citadino: quiero transmitir eso que me representa en la vida. LaTenaz es un alter ego que representa a las mujeres como yo: que echamos pa‘lante, que le hacemos, que lloramos, que amamos y nos caemos y nos duele, pero seguimos adelante.

Otra de las apuestas de LaTenaz es ese lado femenino frentero, una cierta manera de ser mujer, que en ese contexto de la música popular es muy ambiguo. ¿Cómo se posiciona LaTenaz frente a esas imágenes de las mujeres en este género?

Hay algo que a mí no me gusta y es el tema de los extremos. En el actual contexto, las mujeres o están hechas carne en esa música popular, las que se ven en medios, o están a ese extremo del odio a los hombres. Mi feminismo va en que soy una mujer fuerte, que valoro la feminidad. Porque me tocó durante años y años hacerme sentir, hacerme notar, porque los creativos en una salida a rumbear solo te echan los perros, siempre tienen una segunda intención. En la música popular he aprendido de esa exageración de sus mujeres: se muestran fuertes, ante todo. Pero le coquetean a todos, en los videos salen mostrando nalga. Por eso es contradictorio en su discurso. Yo soy, sobre todo, representante de que las mujeres hablen y se defiendan. 

¿Cómo te ha ido, como has dicho, “llevando el rock y el pop al arrabal”?

Me ha costado trabajo. LaTenaz tiene apenas tres años, es un proyecto joven. En cuanto a lo que hacía antes, al pop y al rock, eso se lleva en las venas y todo es cuestión de actitud. El rocanrol es como una forma de vida: ser rebelde, hacer lo que te gusta y te apasiona. El hecho ya no es vivir para los demás sino pararte bien para lo que sientas adentro, y eso lo vas a comunicar hacia afuera de la mejor forma.

Hay gente que ha seguido ahí firme desde Supervelcro, pero obviamente este nuevo proyecto no le gusta a mucha gente, entonces estoy en la construcción de ese nuevo público. La transición ha sido difícil. Pero siento que está bien despegarse de eso: yo adoro la reinvención. Eso se vive con la música, uno se va identificando con diferentes cosas a lo largo de los años. Tengo 42 años y esta música ha sido la banda sonora de mi vida; cada una, cada etapa. La que estoy haciendo ahora me convence totalmente. Al estar parada donde me siento pisando fuerte, se va a juntar gente. Hay que vivir cada época: los de Supervelcro no son los de LaTenaz.

Este álbum incluye colaboraciones con muchos músicos colombianos que están haciendo proyectos interesantes hoy. Cuéntanos sobre eso y sobre lo que se viene.

En este álbum que estoy sacando, que es la reunión de todos los sencillos que saqué anteriormente, hay una gran colaboración con una artista que admiro mucho que se llama La Ramona. Este es un blues, que es un poco distinto a las otras canciones, pero tenía ese sentimiento y quise invitarla porque me encanta su forma de ser y de interpretar, porque es muy visceral y dramática: me encantó lo que hizo en "Más". Y hay músicos como Andrés Mackenzie, Javier Ojeda de la Burning Caravan, el de los Rolling Ruanas y Orlando Donado de 69 nombres, Juan Pablo Villamizar y el productor Oliver Camargo. Fui afortunada de contar con músicos maravillosos. Para esta nueva etapa, lo que viene después de que lance Canto al amor, el primer sencillo será con Burning Caravan. Es muy distinto a este disco, es el switch para que sientan que en cada disco va a existir una reinvención. Todo sin dejar de ser una arrabalera alterlatina.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 170

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.