Andrea Echeverri y Héctor Buitrago, de Aterciopelados Andrea Echeverri y Héctor Buitrago, de Aterciopelados

Son como son

Estuvieron en el ojo del huracán de las multinacionales de discos, se convirtieron en una especie de sello de Colombia en el mundo, pero se resistieron a las presiones por hacer lo que la farándula les imponía: hoy, lejos de las salas llenas de ejecutivos, se sientan en su vieja casa de Teusaquillo a hacer un disco como viejos amigos. El escritor Ricardo Silva los visitó y este es el resultado.

2010/03/15

Por Ricardo Silva Romero

Las primeras planas de los periódicos han amanecido invadidas por los discursos patrioteros que se han puesto de moda, por una manada de chismes sobre estrellas egocéntricas que sienten nostalgia del primer mundo, por un arrume de entrevistas a tipos condescendientes que no dicen lo que piensan. Así que esta vieja casona del bogotanísimo barrio Teusaquillo, este lugar manso en el que la banda Aterciopelados está a punto de ensayar las canciones que interpretará en el lanzamiento de su nuevo álbum, es el refugio ideal para pasar la mañana del martes 10 de marzo. Aquí la gente es como es. Aquí uno puede decir “no estoy de acuerdo”. Y todo el tiempo tiene la risa en la punta de la lengua. Son ellos dos los que lo han dicho: “Siga no más: esta es su casa”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.