El músico californiano Tom Waits. El músico californiano Tom Waits.

Un huérfano del presente

Es un maldito, como los poetas de hace más de un siglo. Marginal y rota, la voz de Tom Waits parece salir del fondo de una lata de gasolina vacía. Ahora, en este mercantil siglo XXI, Waits saca un disco triple dedicado a sus héroes: los llorones, los peleones y los bastardos.

2010/03/15

Por Manuel Kalmanovitz G

Tom Waits debió de haber sido un personaje de En el camino, de Jack Kerouac. Uno de esos cantantes que tocan en barsuchos de mala muerte, en pianos empolvados y sin afinar, en bares con ventanas tapiadas en donde no importa si es de día o de noche. Un cantante sin futuro y sin pasado, ahogando sus penas, literalmente, en bourbon.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.