La banda mexicana Zoé se prepara para poner a los caleños a cantar. Foto: Tomada del Facebook de la banda. La banda mexicana Zoé se prepara para poner a los caleños a cantar. Foto: Tomada del Facebook de la banda.

Volver al origen: una conversación con Rodrigo Guardiola de Zoé

Zoé se presentará en Colombia los días 28 y 29 de septiembre en Medellín y Cali, respectivamente, y el 6 de octubre en el Movistar Arena de Bogotá.

2018/09/28

Por Felipe Pérez Saffon

Hablar de Zoé, la banda de rock mexicana, no se puede limitar simplemente a mencionar su estilo, sus miembros y sus logros. Hablar de Zoé necesariamente debe remitir a la transgresión y a la diferencia, dos elementos que siempre han estado presentes en la carrera de la banda desde que fue fundada en la década de los noventa por León Larregui.

La trayectoria musical de la banda ha sido una constante evolución y un redescubrimiento de sonidos atípicos para la escena rockera latinoamericana, desde su primer álbum Demo Olmos (1999) hasta el más reciente, Aztlán (2018).

El 29 de septiembre, Zoé se presenta en Cali, en el marco del Festival Cusumbo, que este año llega a su tercera edición y que además de la banda mexicana tiene entre sus invitados a Crew Peligrosos, Sotomayor y Random Recipe. Hablamos con Rodrigo Guardiola, el baterista de la banda, antes de sus presentaciones en Colombia

Su nuevo disco se llama Aztlán, ¿por qué es importante, para ustedes como banda, volver al origen, a los aztecas, lo mítico y mitológico?

Quisimos aprovechar este espacio para darle un contexto al disco. La época actual que se está viviendo de globalización e información ha dejado un poco atrás la raíz. Siempre es bueno recordar de dónde vinimos: es realmente interesante y épica esa historia mítica de la gente que partió, supuestamente, de este sitio llamado Aztlán para encontrar el lugar perfecto donde iniciar una civilización como la de los aztecas. Con base en eso, encontramos un amplio abanico de posibilidades gráficas y audiovisuales, que nos permitieron apropiarnos de toda esta historia y hacer algo nuestro y compartirlo con la gente hoy, en un presente ya muy lejano de esas épocas pero que sigue teniendo mucho valor.

Todo lo que estamos viviendo actualmente le da a esa apropiación un giro interesante: piensa en el muro que se quiere poner al norte de nuestro país y en el movimiento natural de la gente. Ese movimiento siempre fue y siempre va a ser algo inevitable, es un flujo natural y humano. Decir “Aztlán” es decir que, como todas las civilizaciones, la nuestra va a ir buscando esas metamorfosis que pone de manifiesto el mito de lo que pasó en la tradición desde la gente de Aztlán hasta la fundación de Tenochtitlán.

Los pueblos originarios de América, como los aztecas que menciona, siempre se han visto relegados a un segundo plano. ¿Cómo observan las luchas de estos para rescatar sus tradiciones y su cultura? ¿Creen que ustedes como banda en esa búsqueda de lo primigenio pueden ayudar, de cierta forma, a las luchas de estos pueblos?

El propósito final de nuestra música es hacer una conexión profunda que llega al alma, no hacer una música solamente por fines de entretenimiento. En la temática de las letras intentamos hacer metáforas y conexiones con cosas históricas de nuestra cultura, de la cultura latinoamericana y tratamos también de ser lo más global. No creemos que los aprendizajes humanos estén ligados a un nacionalismo o a un regionalism: el aprendizaje humano tiene que ser universal. Zoé es una banda que no está profetizando cosas, ni está hablando de temáticas y situaciones temporales. Tratamos de que sea atemporal y esas es la línea que manejamos en todos los discos. Es mucho más universal, que tengamos una respuesta a un discurso correcto: no, para nada, es simplemente una interpretación.

¿Cómo ve la música en América Latina que, al igual que ustedes, trata de retomar esa relación con las culturas ancestrales?

La mayoría de las influencias directas para Zoé vienen de música de distintos países, no es solamente música latinoamericana. Actualmente, la música latinoamericana está metiéndonos en una encrucijada porque ahora está limitada a una música bailable, bastante formulaica y sencilla. No tengo ahora mucho para hablarte de la música latinoamericana porque nosotros sabemos que está actualmente de número uno en el mundo, pero con el reggaetón, que es un género que creo que no vale ni la pena traer a la mesa.

Le puede interesar: Cuatro poemas de cuatro poetas indígenas que usted debe conocer

¿Qué esperan de su gira por Colombia?

Colombia es una segunda casa para nosotros porque es el país al que más le debemos y es donde más seguidores tenemos después de México por lo que ha sido para nosotros una sorpresa la forma en la que Colombia adoptó a Zoé y hemos tenido un crecimiento año tras año. No venimos desde el 2014 con nuestro anterior álbum Programatón por lo que el reto es mucho más grande pues no nos hemos presentado en cuatro años y además Colombia, vuelvo y repito, es un segundo hogar para esta banda.

¿Cómo ha sido la recepción del público y la crítica frente al álbum?

El disco ha sido muy bien recibido por la crítica y el público, es el que más reproducciones ha tenido en digital en la historia de la banda. Un disco que les agite la imaginación que los ayude a escapar del día a día porque finalmente para eso es la música para imaginar, para relajarte, para pasarla bien, celebrar, librarte de las presiones del día a día y encontrar en la música un escape.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 156

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.