RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

La versión del ministerio de Cultura

El 10 de noviembre esta revista envió una serie de preguntas al Ministerio de Cultura para conocer la posición estatal en torno a la poca inclusión femenina en el Año Colombia-Francia. Las respuestas nos fueron enviadas ayer en la noche. Las publicamos sin ningún tipo de edición.

2017/11/16

Por Revistaarcadia.com

El 10 de noviembre, tres días después de publicado un texto en este portal, titulado "La inexcusable actitud de un ministerio con las escritoras de Colombia", esta revista envió una decena de preguntas a la jefatura de prensa del Ministerio de Cultura, para conocer la posición estatal en torno a las preguntas y dudas de las escritoras consignadas en el manifiesto "Colombia tiene escritoras". Las respuestas nos fueron enviadas ayer en la noche y hoy las publicamos sin ningún tipo de edición para que se conozcan las razones de la poca inclusión femenina en el Año Colombia-Francia

¿Cuáles fueron todos los criterios para elegir a los autores y autoras que conforman la delegación?

Los autores invitados tenían que tener libros publicados en francés, preferiblemente uno o varios libros completos, en cualquier género, y recientes o disponibles. ¿Por qué? Porque los espacios que los reciben no aceptan autores cuya obra no pueda ser leída por el público general en Francia. La idea es promover obras literarias, no individuos. ¿Por qué recientes? Porque una obra con un solo tiraje de hace más de diez años está agotada. Si no se ha reeditado desde entonces, es casi imposible que un editor la retome.

¿Dónde y cuándo se realizó la convocatoria para que los escritores y escritoras presentaran sus libros para ser enviados a las editoriales francesas para la selección de libros a traducir?

El proceso de selección de las temporadas cruzadas no funciona por convocatoria. Aquí, la selección de libros no constituye ninguna garantía de traducción porque un ente público o privado no puede "presionar" a un editor sino sólo sugerir obras y apoyarlas con estímulos económicos y de promoción.

Siguiendo el modelo de las Temporadas Cruzadas (saisons croisées), programa de cooperación bilateral, creado por Francia desde hace más de 30 años, durante el 2016 y 2017, la Comisaría del Año Colombia-Francia, la Biblioteca Nacional de Colombia, Procolombia, el Bureau International de l‘Édition Française (BIEF) y la Cámara del Libro de Colombia facilitaron espacios para que los editores franceses se reunieran con los agentes literarios de escritoras y escritores colombianos. Luego, las obras seleccionadas, fueron aprobadas en los comités mixtos bilaterales conformados por ambas comisarías.

Si el criterio es que fueran autores o autoras ya traducidos al francés, ¿dónde y cuándo se realizó la convocatoria abierta a todos los autores y autoras colombianos que tenían obra traducida al francés?

Como decíamos, no basta con una traducción al francés. Los libros tienen que estar publicados y disponibles en librerías. Esto se puede verificar sencillamente con el Centre National du Livre y el BIEF, y en los registros bibliográficos de Francia. Hicimos un llamado al BIEF para que hiciera esas verificaciones puntuales desde su base de datos y también a la Biblioteca Nacional de Francia que tiene depósito legal de todos los libros publicados en ese país.

¿Qué editoriales francesas han hecho parte de todo este proceso?

Grupos como Gallimard (parte de Madrigal, el tercer grupo más grande de editoriales en Francia, que reúne decenas de sellos editoriales), Seuil, Fayard, Grasset, Actes Sud (de estos se puede decir lo mismo), Robert Laffont, Seghers, Dargaud, Verdier, Métailié, Minuit, José Corti, Auzou, entre otros, y editoriales independientes como Le Tripode, le Nouvel Attila, Piranha, Zinnia, Le serpent à plunes, Mémoire Vivante, Pour la Nouvelle, L‘Egouttoir, Zulma, L‘Olivier, entre otras.

Hay que recordar que en Francia existen unos 5.000 editores que publican más o menos 10.000 libros de ficción y 70.000 en total cada año. Los 20 editores más importantes publican 5.000 libros.

Es el país en que más se traduce literatura en el mundo, con un mercado saturado. En él, el nicho de la literatura latinoamericana es minúsculo: el porcentaje de libros traducidos del español (de todo el mundo de habla hispana) es de 3,5%, una cifra menor a la del italiano (más del 4%) pues los libros colombianos son una minoría, incluso en ese nicho. Recorrer y explorar todo este mercado requiere más que un Año Colombia-Francia. La labor de este año, con el equivalente a 10 becas de traducción (de programas como SUR de Argentina o Books from Uruguay) sienta las bases para el futuro de los programas editoriales públicos, según criterios que remiten a un mejor entendimiento de los procesos editoriales internacionales. Mucho mejor de lo que se ha tenido hasta la fecha.

¿Cuáles son los nombres propios de las personas (tanto de Francia como de Colombia) que participaron en el proceso de selección?

En el Cuarto Comité Mixto Bilateral participaron, particularmente en los temas de literatura o en casi todas las deliberaciones:

Por Colombia

-Comisario General, Fabián Sanabria

- Responsable de literatura y Coloquios, Roberto Salazar

- Directora de Artes del MinCultura, Guiomar Acevedo

- Directora de la Biblioteca Nacional, Consuelo Gaitán

-Director de Asuntos Culturales de la Cancillería, Santiago-Ulises Jara

-Ministra plenipotenciaria de la Embajada de Colombia en Francia,  Ana Piedad Jaramillo.

Por Francia

-La Comisaria General, Anne Louyot

-Responsable del Departamento de las Temporadas Cruzadas del Instituto Francés, Nicolas Ruyssen

-Agregado Cultural de la Embajada de Francia en Colombia, Christophe Chavagneux

-Consejero Cultural de la Embajada de Francia en Colombia,  Claude Chassaing

Y las actas del Cuarto Comité Mixto Bilateral fueron suscritas por:

-Mariana Garcés Córdoba, Ministra de Cultura de Colombia

-Christopher Miles, Secretario General del Ministerio de Cultura Francés.

¿Dónde y cuándo se realizó la convocatoria a los escritores y escritoras del país para que presentaran su hoja de vida para ser tenidos en cuenta en la delegación que viajaría a representar a la literatura colombiana en los eventos del Año Colombia-Francia?

De acuerdo al modelo de las Temporadas Cruzadas (saisons croisées), programa de cooperación bilateral, creado por Francia desde hace más de 30 años, el proceso de selección de proyectos no funciona por convocatoria, porque lo que se busca es relacionar a pares públicos y privados con el propósito de dinamizar los intercambios, asociaciones y cooperaciones entre los dos países. Un modelo que facilita ampliar el presupuesto de cooperación y las relaciones exitosas hacia el futuro.

Este modelo permite que más representantes de la cultura colombiana puedan participar en la programación del Año, gracias a la invitación por parte de los organizadores franceses.

En el caso de literatura, Colombia hizo un esfuerzo adicional para invitar a 6 escritoras y 13 escritores que fueron seleccionados porque eran autores traducidos con obra reciente y disponible. Piedad Bonnett y Laura Restrepo están en la lista de invitados, y su participación forma parte de dos puntos centrales de la agenda literaria colombiana en Francia.

¿Dónde y cuándo se convocó a los escritores y escritoras colombianos a postularse para la selección de quiénes participarían en el evento del 15 de noviembre?

El evento del 15 era uno de los eventos programados a lo largo del segundo semestre. La agenda incluyó la presentación de los libros publicados, palabras de Consuelo Gaitán, Directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, y el escritor Pablo Montoya, así mismo se leyó la obra de Emma Reyes. Los demás autores estuvieron invitados a asistir, no ha participar. ¿Quién haría una convocatoria para acudir a un evento? por eso fueron invitados los autores que, por otros compromisos, podían estar en París ese día. No podían asistir, por ejemplo, Juan Gabriel Vásquez ni Piedad Bonnett, porque estaban en Colombia; Laura Restrepo ni PowerPaola porque llegan a París a finales de noviembre y en diciembre.

¿Cuáles son (en este caso y otros) los criterios de calidad literaria que rigen los procesos de selección de las entidades públicas para conformar las delegaciones que representan a Colombia fuera del país?

Los criterios varían dependiendo del país que invita y a qué invita. En algunos casos, las cámaras del libro del anfitrión hacen parte de los procesos de selección que se realizan concertadamente con el invitado.

En general, por parte de Colombia, y en el caso de literatura, intervienen la Biblioteca Nacional, la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura a través de la Oficina del Libro y la Cámara Colombiana del Libro, donde está representado el sector.

Para las Temporadas Cruzadas, siguiendo su modelo de cooperación bilateral, las decisiones se tomaron en los comités mixtos. Los criterios de selección han sido ampliamente explicados a lo largo de otras respuestas.

¿Consideran ustedes correcto o incorrecto que sea por las decisiones de las editoriales (sector privado), sin importar el país, que se determine quiénes participan en un evento promovido por dos gobiernos y varias entidades públicas?

Las editoriales no deciden quién participa en los eventos, deciden a quién publican. Es su derecho y su profesión, pues en un sistema democrático nadie puede ni debe obligarlos a publicar nada. Las invitaciones que se hicieron desde lo público fueron con base a la disponibilidad de los libros en francés, ya que de nada sirve llevar a autores que no tendrán lectores. Está claro que muchas autoras y muchas autores con publicaciones en español lo saben, pues para publicar en Colombia, Argentina o España valen los mismos criterios.

Ustedes dicen que un comité francés escogió las obras. Pero una de la escritoras invitadas nos dijo que no había recibido nunca una visita de un curador de ese comité que evaluara su obra, que entrara en contacto con ella, en una suerte de proceso de evaluación, y resaltó que, al contrario, en las artes visuales ese proceso sí había sido así. Que había sido muy juicioso. ¿Es eso cierto?

La manera más eficaz de que un libro se traduzca es facilitar la circulación de la información y fomentar los encuentros entre editores de habla hispana (principalmente colombianos) y franceses. Entre los editores no con los escritores.

En este caso, hay que tener en cuenta que los editores franceses, por lo general, publican novedades en enero (petite rentrée littéraire) mayo/junio (para el verano) y, sobre todo, septiembre (grande rentrée littéraire) y que los catálogos de las editoriales cierran 18 meses antes de la fecha de publicación. Lo que se hizo a lo largo del 2016 y el 2017 es también una gestión para el futuro ya que incluso, en octubre de 2015, cuando se realizó el primer comité mixto intersectorial, la mayoría de los programas editoriales franceses estaban copados. La gestión fue, por lo tanto, sobresaliente, ya que se logró que los editores publicaran a Piedad Bonnett, Emma Reyes, Roberto Burgos, Octavio Escobar Giraldo y Pablo Montoya. Los demás libros forman parte del catálogo de sus editoriales y ya estaban programados desde hace 2 años.

Otra de las escritoras con quienes ha hablado Arcadia nos dijo que si el ministerio no se aliaba con universidades y editoriales, no hubiera podido hacer el evento porque no había con qué. ¿Es cierto o no que, en el caso del campo literario, el Año Colombia-Francia no había solvencia? ¿No había suficiente dinero?

Esto no es verdad. Las reglas de las Temporadas Cruzadas estipulan que el país invitado debe pagar parte de los costos especialmente los tiquetes de sus invitados. El país anfitrión busca aliados que se encargan del hospedaje y otros gastos. Así fue con los invitados franceses en Colombia. Francia pagó los tiquetes en la mayoría de los casos y el resto corrió por cuenta de los anfitriones colombianos.

En otros casos otras entidades quieren tener presencia en el Año Cruzado sin que soliciten asumir costos; lo único que solicitan es el aval, es decir la aprobación por parte de las comisarías.

Otra de las escritoras con quienes ha hablado Arcadia dice que ella fue invitada, pero que en su caso no recibió ni siquiera una carta de invitación, y tuvo que insistirle a Roberto Salazar para que su viaje se concretara. ¿Es cierto?

Algunos autores recibieron invitaciones provisionales que dependían de su traducción al francés. Si la traducción se concretaba, la invitación se hacía oficial y en un proyecto, que reúne a más de 250 actividades, es probable que se presente alguna falla logística.

¿Es cierto que hubo mucho desorden en la organización de esta agenda?

El Año Colombia Francia se viene trabajando desde 2015 y representa un proyecto de cooperación sin precedentes en la historia de los dos países. Su desarrollo, ha tenido desafíos pero se ha logrado concretar una notable programación en cada una de las temporadas. La mayoría de los participantes consideran que ha sido muy exitosa.

¿Fue realmente una coincidencia que todos los escritores invitados el 15 de noviembre iban a  estar en París?

Sí.

¿A quiénes invitaron las editoriales, a quiénes las universidades y a quiénes les pagó el ministerio el viaje?

Las universidades colombianas no invitaron a ningún autor. Juan Cárdenas y Carolina Sanín fueron invitadas por la Universidad París VIII  a un evento certificado oficialmente por ambas comisarías. Héctor Abad viajó por su cuenta.

La fundación Fondo Acción invitó, por solicitud de la Comisaría colombiana, a un joven narrador del Pacífico que hizo parte de un programa de escritura creativa que organizó la fundación y el Instituto Caro y Cuervo, entidad adscrita a Mincultura, que dio como resultado una recopilación de relatos llamada Maletín de relatos pacíficos. Esta iniciativa, en su componente pedagógico y estético, fue dirigida por los escritores Juan Cárdenas y Juan Álvarez.    

La comisaría colombiana pagó todos los demás tiquetes y parte de los hospedajes. Así como el stand para la exposición de editores independientes de Colombia en la Feria de Montreuil, donde estará  PowerPaola, autora colombiana de cómics, y la exhibición de las traducciones y publicaciones de las antologías.

¿Quién es, a qué se dedica Roberto Salazar (además de la logística de este evento), y cuál ha sido su rol en la organización de las actividades literarias en el Año Colombia-Francia?

Roberto Salazar es un profesor e investigador francocolombiano de la Universidad de Versalles, experto en literatura comparada (latinoamericana, francesa, árabe, alemana), y en lenguas antiguas y modernas. Maneja 11 idiomas con fluidez, entre ellos el francés, que es como su lengua materna. Es traductor profesional de idiomas como el sueco,  el español, el francés y el latín. Así mismo cursó estudios  de maestría de traducción literaria en Paris VII, con formación en derechos de traducción. Ha trabajado como asistente editorial en la colección Quarto de Gallimard, donde corrige actualmente la traducción francesa de los cuentos de Carlos Fuentes y fue lector de lenguas romances (español, francés, italiano, portugués) en el departamento de literatura extranjera de la editorial Suhrkamp.

En las Temporadas Cruzadas trabajó como asesor y facilitador de los contactos entre editores colombianos y franceses, hizo parte del equipo de literatura y no era un coordinador logístico.

¿Es cierto que también para un programa de la Biblioteca Nacional que promueve la lectura (cuyo lema es algo así como "no importa qué leas, pero lee") se digitalizaron 10 obras literarias, de las cuales nueve son de hombres? ¿En ese caso, quién escogió los libros?

La campaña “Lee lo que quieras, pero lee” es una propuesta del Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia que busca incentivar un concepto incluyente de la lectura, que se aleje de la visión sacralizada del acto de leer y la acerque más a la cotidianidad de las personas, tanto desde los contenidos, como desde los soportes. 
A partir de las diferentes estrategias de comunicaciones en televisión, radio, medios de transporte y una especial apuesta por la comunicación digital, hemos logrado impactar a más de 14 millones de personas, es decir, se ha convertido en una campaña nacional. Se ha contado con el  apoyo de diferentes medios de comunicación como RTVC,  RCN Radio y Caracol Radio, emisoras regionales de todo el país y algunos de los medios impresos más importantes como Semana, El Tiempo y El Espectador que se han sumado entusiastamente.

Ahora bien, en los últimos años, el Ministerio de Cultura ha digitalizado y producido más de 32.000 libros, precisamente, para facilitar el acceso de los colombianos a múltiples contenidos de calidad. Entre otros, fueron digitalizadas todas las colecciones de “Leer es mi cuento” y están a disposición de los lectores.

Específicamente para “Lee lo que quieras, pero lee”,  no hemos digitalizado diez obras como se plantea en la pregunta; lo que estamos haciendo es el proceso de adaptación de 45 obras literarias para su lectura en medios digitales. Estas obras se están seleccionando concertadamente con las editoriales propietarias de los derechos de autor y hay obras de escritores como Mario Mendoza,  Amalia Andrade, Andrés Ospina, Jorge Isaacs, Emma Reyes, Antonio Caballero, Mariana Enríquez.  Todos estos títulos son escogidos de común acuerdo con diferentes editoriales que se han querido sumar a esta iniciativa.

¿Es cierto que en el caso de la retrospectiva de cine colombiano que se hará en la Cinemateca Francesa sucede lo mismo, es decir, hay una mayoría apabullante de hombres directores que representan la historia del cine del país, de manera condensada en ese evento?

El día 10 de noviembre el periodista Pedro Adrián Zuluaga le envió un cuestionario a la Directora de Cinematografía, Adelfa Martínez, sobre “la selección de películas colombianas que participarán en la muestra de la Cinemateca Francesa que se inaugurará a finales de noviembre”. La directora de Cinematografía envió la información al periodista no solo sobre el evento consultado sino de todo el Programa de Cine que se realizará en el Año Cruzado.

La revista Arcadia en su edición web publicó el 14 de noviembre un enfoque titulado “Tampoco en el cine las mujeres representarán a Colombia en Francia”, una vez más priorizando un evento y obviando una visión de conjunto, equilibrada con una apuesta de circulación del cine colombiano en Francia, que ha representado para el país estar en espacios emblemáticos franceses como La Biblioteca Nacional de Francia, el Forum des Images, la Cinemateca de Toulouse y los festivales de Biarritz, Amiens, Poitiers y El perro que ladra.

Adjuntamos respuestas de la Dirección de Cinematografía enviadas al periodista (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9)

¿Ustedes qué opinan en últimas de todo este episodio? ¿Creen que las escritoras -y demás fuentes consultadas- están exagerando?

Acogemos y promovemos que se escuchen y visibilicen todas las voces. Respetamos profundamente la libertad de expresión pero consideramos importante que se garantice el derecho a la libre información. Y sentimos que Arcadia no consulta en oportunidad nuestra opinión y no tenemos garantías por el tratamiento descontextualizado de lo que publican.

*Rectificación: una primera versión de este artículo decía que las preguntas habían sido enviadas al ministerio dos días después de la publicación de "La inexcusable actitud de un minsterio con las escritoras colombianas", y que el ministerio había respondido el 16 de noviembre en la mañana. Fueron enviadas tres días después y el ministerio respondió el 15 de noviembre en la noche.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.