RevistaArcadia.com

Muere el poeta chileno Nicanor Parra

El creador de la antipoesía falleció a los 103 años. Un poema en su honor.

2018/01/23

Por AFP Y REDACCIÓN ARCADIA CON INFORMACIÓN DE BBC

El reconocido escritor chileno Nicanor Parra, el antipoeta, ganador del premio Cervantes en 2011, murió a los 103 años, informó este martes el ministro de Cultura Ernesto Ottone.

Parrra fue y seguirá siendo uno de los poetas más importantes e influyentes del siglo XX. Su nombre sonó varias veces para el Premio Nobel de Literatura, pero nunca lo recibió. Falleció esta madrugada en su casa en el balneario de Las Cruces, en el litoral central chileno, por problemas de salud no precisados.

Nicanor Parra Sandoval nació el 5 de septiembre de 1914 en San Fabián de Alico. El primer texto que se conoce del escritor es "Gato en el camino", un cuento publicado en 1935. Dos años después apareció su primer poemario, Cancionero sin nombre. Pero se conoce es por su concepto de único de la poesía. Parra poco a poco llegó a la conclusión de que "la poesía, tal como se la practicaba, en cierta forma divergía de lo que podemos llamar la noción de vida. Partía solamente de ella, pero no volvía". Así fue que cambió la poesía chilena, creando una antítesis que bautizó "antipoesía".

En su momento, Roberto Bolaño dijo: "El que sea valiente que siga a Parra. Solo los jóvenes son valientes, solo los jóvenes tienen el espíritu puro entre los puros. Pero Parra no escribe una poesía juvenil. Parra no escribe sobre la pureza (…) Parra escribe como si al día siguiente fuera a ser electrocutado".

Compartimos uno de sus poemas.

El hombre imaginario

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación