Kuwaitíes se reúnen delante de la Asamblea Nacional para protestar en contra de la censura gubernamental de miles de libros, en Kuwait el 15 de septiembre de 2018. Foto: AFP | Yasser Al-Zayyat. Kuwaitíes se reúnen delante de la Asamblea Nacional para protestar en contra de la censura gubernamental de miles de libros, en Kuwait el 15 de septiembre de 2018. Foto: AFP | Yasser Al-Zayyat.

Protestas en Kuwait por censura de libros como 'Cien años de soledad'

Decenas de activistas y escritores kuwaitíes organizan protestas desde inicios de septiembre contra la censura estatal que priva a los habitantes del emirato de acceder a miles de obras literarias, entre ellas la del colombiano Gabriel García Márquez.

2018/09/25

Por AFP

Con motivo de la 43º edición de la Feria del Libro de Kuwait en noviembre, se han organizado dos marchas de protesta el 1 y el 15 de septiembre así como una enérgica campaña en redes sociales contra la censura.

El Ministerio de Información de Kuwait ha prohibido al menos 4.000 libros en los últimos cinco años -entre ellos Cien años de soledad de Gabriel García Márquez así como Nuestra Señora de París del francés Victor Hugo-, cediendo a la presión de los círculos religiosos y conservadores, afirma la prensa local.

Todas las obras literarias que se presentarán en la feria pasarán por el filtro de un comité de censura.

"Desafortunadamente, censurar un libro refleja una profunda ignorancia", declaró la novelista Mays al Othman a la AFP. "La decisión de prohibición se basa únicamente en una búsqueda de palabras clave, incluso si se trata de libros religiosos", agregó.

La escritora ha sufrido ella misma la censura. Su novela, La Verruga, que relata la historia de una mujer violada durante la ocupación de Kuwait por Irak (1990-1991), ha sido prohibida.

La excepción a la regla

De acuerdo con activistas políticos, una fuga de documentos de la Comisión de Censura del Ministerio de Información reveló el gran número de obras que han sido prohibidas.

Mohammed al-Awash, responsable del ministerio, defiende el trabajo de la comisión.

"La prohibición es la excepción, y la autorización es la regla", declaró al-Awash a la AFP, quien explicó que la comisión se empeñaba simplemente en cumplir la aplicación de una ley sobre la "prensa y las publicaciones" aprobada por el parlamento en 2006.

Esta ley prohíbe todo insulto al Islam o a la justicia de Kuwait, al igual que toda amenaza a la seguridad nacional o toda incitación al desorden o a actos "inmorales".

El secretario general de la Unión de Escritores de Kuwait, Talal al-Ramidhi, agrega que una obra puede igualmente ser objeto de censura si se considera que sus contenidos son "contrarios a la buena conducta", un criterio que según el es demasiado vago.

Un librero en su tienda en Kuwait, el 17 de septiembre de 2018. Foto: AFP | Yasser Al-Zayyat.

Estos últimos años, la cámara de diputados de Kuwait, elegida por sufragio universal -una rara excepción en los países árabes del Golfo- ha estado dominada por políticos conservadores o sectarios.

Presiones políticas

En las redes sociales, los activistas anticensura resaltan el carácter "ridículo" de las decisiones de la Comisión de Censura.

"La única razón es la ignorancia", afirmó en Twitter la escritora Bouthaïna al-Issa.

Entre las décadas de los 70 y los 90, Kuwait fue un activo centro de publicación y se editaba la revista Al-Arabi, difundida a gran escala en los países de la región, así como una serie de libros científicos y literarios.

Aguil Youssef Aidane, autor de dos libros prohibidos, atribuye la censura a las "presiones políticas que ejercen ciertos círculos religiosos sobre las instituciones culturales".

"La censura de libros, a veces únicamente por contener una palabra o una imagen, daña la imagen de Kuwait", dice el autor.

Manifestantes reúnidos delante de la Asamblea Nacional para protestar contra la censura de obras literarias, en Kuwait el 15 de septiembre de 2018. Foto: AFP | Yasser Al-Zayyat.

Imane Jawhar Hayat, miembro de un grupo político local, considera que "las razones que se invocan para justificar la censura son a menudo ilógicas".

A pesar de este régimen de censura, el líder de la Unión de Escritores de Kuwait señala que nadie ha sido perseguido por la venta de libros prohibidos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.