Teatro Lambe Lambe. Foto: IDARTES Teatro Lambe Lambe. Foto: IDARTES

Sector de las artes plásticas y visuales pide ayuda al Gobierno

El pasado 20 de abril por medio de una carta se conoció el descontento que este sector de la cultura ha expresado acerca de las recientes medidas tomadas por el Gobierno Nacional. En ella se hace un llamado y proponen algunas alternativas que los puedan cobijar.

2020/04/22

Sin duda alguna, el sector de la cultura ha sido uno de los más golpeados por la pandemia del coronavirus. Si bien las autoridades han sacado una serie de decretos para para apoyarlo, los artistas plásticos y visuales afirman que no son suficientes para apaciguar la difícil situación económica que viven por cuenta del confinamiento y de la cancelación de eventos.

Para ellos el Decreto 475 expedido el 25 de marzo por el Ministerio de Cultura -que dicta medidas especiales relacionadas con el sector dentro del Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica-, apoya directamente a “las artes escénicas en la creación de contenido para plataformas virtuales. Amplía los plazos para el pago de obligaciones parafiscales y tributarias de las empresas cobijadas por la Ley de Espectáculos Públicos y para el desarrollo cinematográfico, y otorga subsidios para adultos mayores y para agentes vulnerables del sector.” Pero no tiene ningún artículo que brinde apoyo al sector de las artes plásticas.

Según afirma este sector de la cultura, el Gobierno Nacional ha implementado una serie de medidas que ya existen. En una entrevista realizada el pasado 6 de abril, la ministra Carmen Inés Vásquez le dijo a ARCADIA: ”hemos buscado la manera de mitigar esta crisis con herramientas, programas y mecanismos que ya existen pero que, con este decreto anunciado, pueden ser más eficaces para ayudar a solventar esta problemática con medidas transitorias. En momentos de crisis es necesario activar, reactivar, reorientar y redireccionar para precisamente mitigar los efectos de las crisis”.

Ciudades como Bogotá y Medellín han dado a conocer sus planes de estímulos dirigidos a todos los sectores de la cultura. Están enfocados en la creación de contenidos virtuales. “Es importante reiterar que un gran número de agentes que aportan de manera determinante en el sostenimiento del sector, como montajistas, mediadores, fotógrafos y videógrafos, entre otros, no realizan actividades que se puedan adaptar a las contingencias actuales y que se puedan volcar exclusivamente hacia lo virtual,” dice la carta de los artistas.

Por todo lo anterior, han decidió proponerle al Gobierno Nacional y a las entidades involucradas en el desarrollo de la cultura del país, una serie de alternativas que permitan mitigar y sanear sus necesidades en estos momentos de crisis:

1. Que se reglamente, implemente y ponga en funcionamiento el Artículo 180 del Plan Nacional de Desarrollo que estipula una deducción de renta similar al artículo 195 de la Ley 1607 de 2012 a las donaciones o inversiones realizadas a empresas e instituciones del sector cultural. Dicha ley permitiría llegar a acuerdos con el sector privado para gestionar recursos y crear una red de apoyos que estimulen el desarrollo de proyectos que aporten a las necesidades actuales de todos los miembros del sector, con iniciativas que puedan permitirnos producir actividades comisionadas desde ya para la post-pandemia.

2. Que se exima de cargos tributarios y retenciones a todos los apoyos, becas, premios y otros reconocimientos que sean entregados por el Gobierno Nacional, las gobernaciones y las alcaldías del país a los diversos agentes del sector. Estas retenciones constituyen una disminución significativa en los recursos que tanto personas naturales como jurídicas reciben a través de los portafolios de estímulos.

3. Que se aceleren los pagos del Programa Nacional de Concertación y Programa Distrital de Apoyos Concertados que ya han sido adjudicados y que fueron concursados desde el 2019. Que el primer desembolso corresponda por lo menos al 80% del monto otorgado. A nuestro juicio, no es posible operar como en años anteriores en los que el 50 o 70% de los desembolsos se han hecho contra el proyecto ya ejecutado, porque esto implicaría que las instituciones tendrían que financiar los proyectos mientras reciben los recursos y, en este contexto, la mayoría no estaría en capacidad de hacerlo.

4. Que los entes gubernamentales nacionales y regionales reglamenten los ajustes de las pólizas de cumplimiento de todos los proyectos aprobados para 2020, debido a que muchas de ellas están ancladas a fechas que no serán cumplidas y que aún no pueden ser Reprogramadas.

5. Que se incluya a las ESAL (Entidades Sin Ánimo de Lucro) del sector de las artes plásticas y visuales en el Decreto 530 del 8 de abril, el cual estipula la exención transitoria del Gravamen al Movimiento Financiero (GMF).

6. Que se modifique el enfoque actual del Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura que en un 35% está dirigido a la “Línea Naranja”, desde la que se otorga presupuesto de becas y apoyos específicamente a realizar proyectos culturales productivos económicamente con objetivos de emprendimiento, descuidando proyectos cuyo valor es social y cultural. Por eso pedimos que ese 35% sea redirigido, o que se gestionen nuevos recursos, para la creación de estímulos orientados a proyectos que tengan una vocación sin ánimo de lucro. Priorizando, en todo caso, la asignación de estos recursos a aquellas iniciativas y proyectos de corte comunitario, cooperativo, colaborativo, asociativo y solidario que aporten al reforzamiento del tejido social durante y después de la crisis generada por la pandemia del Covid-19.

7. Que se promueva un portafolio de reconocimientos o premios, destinados a apoyar a artistas y organizaciones privadas y/o sin ánimo de lucro que ya operan en el sector. Que no dependa de la creación de nuevos contenidos, sino que reconozca la trayectoria, experiencia, relevancia e impacto de estas personas u organizaciones. Es importante, además, que estos sean recursos que no requieran cofinanciación y que no disminuyan los presupuestos de otros estímulos.

8. Que el Banco de la República, organismo que lidera la colección de arte público más importante del país, ejecute las compras que fueron aprobadas y anunciadas desde su último comité en noviembre de 2019 y que, hasta el momento, por procesos burocráticos, no han sido finalizadas. Así mismo, solicitamos que se cree un fondo de emergencia o se adelanten los recursos de años venideros para destinar de manera inmediata un presupuesto a la compra de obra de artistas nacionales; y con esto apoyar tanto a los artistas como a las galerías que los representan.

9. Que el Ministerio de Cultura trámite una reducción del IVA, por los próximos cuatro meses, a las compras de obras y ediciones de arte moderno y contemporáneo. La reducción de este impuesto significa un importante incentivo a la circulación y comercialización de las artes plásticas y visuales del país.

10. Que la Cámara de Comercio de Bogotá re-enfoque la gestión ejecutiva (búsqueda de patrocinios y coleccionistas) y presupuesto tanto de ARTBO | Fin de semana como de ARTBO | Feria para apoyar a los agentes vinculados con estas plataformas. Es decir, galerías, museos, espacios independientes, fundaciones, artistas emergentes y editoriales especializadas en arte, para que puedan sobrellevar la crisis a través de aportes en: adquisición de obras por convocatoria pública, bolsas de trabajo, fondos de apoyo para cubrir costos fijos, matching funds, patrocinios a programación y donaciones. Esto, con el objetivo de que al terminar la crisis aún exista un ecosistema de las artes plásticas y visuales en la ciudad de Bogotá.

11. Que se establezca con celeridad el mecanismo de distribución de los recursos prometidos en los decretos ya expedidos y que se aclare la forma en que las personas y/o entidades pueden acceder a estos recursos. Así mismo, solicitamos que se unifique y consolide toda la información pertinente a los recursos que se están entregando a través de los decretos en un espacio digital que sea de libre y fácil acceso para todos.

Por su parte el Gobierno Nacional, a través de la ministra de Cultura, ha manifestado que “Nosotros podemos plantear desde el Gobierno algunas alternativas, pero siempre estamos dispuestos a escuchar a los creadores, gestores culturales, y empresarios, para encontrar medidas que generen muchos más alivios para este sector.  Esto está comenzando, este es un primer paquete de medidas, tenemos que seguir trabajando y seguir atendiendo todas las necesidades particulares de cada sector”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 171

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.