. .

Escritores vivientes

Carolina Sanín reflexiona sobre los escritores y los festivales literarios.

2010/06/29

Por Carolina Sanín

Leo a pocos escritores vivos y a menos escritores vivos de mi lengua y continente a quienes pueda encontrarme por ahí. A lo mejor es porque leo libros por curiosidad de lo que dicen los muertos, o para averiguar qué puede producir lo humano que ya ha pasado al otro lado de la vida. Al leer quiero saber –y nunca lo logro, y entonces leo siempre con el deseo– sobre mi propia muerte; creo leer lo que yo misma me escribí cuando fui otra u otro que ha pasado, mientras que también imagino ser alguien que me leerá cuando yo ya no viva. En otras palabras, en la escritura encuentro la formulación de una pregunta por la humanidad sin cuerpos y sin vida; por el alma.

Para leer este artículo completos:

Ed. 165

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 165

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.