RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Gabo recomienda

Manuel Hernández recorre la historia del Gabo profeta: política y literatura, sus aficiones.

2010/02/09

Por Manuel Hernández

En 1954 el diario El Espectador publicó una entrevista que García Márquez le hacía a su joven y reciente amigo Álvaro Mutis, por la publicación de su libro Los elementos del desastre. La titularon Álvaro Mutis y era una diatriba sabrosa contra la manera de hacer poesía en Colombia, en ese momento. “Culturalmente los colombianos andan equivocados de rumbo” decía Mutis y Gabo, feliz, le picaba la lengua; respecto a la tarea de perpetuar una memoria nuestra dice: “Este proceso ha culminado con la lánguida sucesión de aún no definidas generaciones que ya no somos tales, sino grandes grupos de bobitos...”. De esa y otras entrevistas y crónicas, donde toca todos los temas de la “realidad nacional”, deslizamientos de tierra, dragas que no trabajan pero a las que les pagan, toreros, escultores, cafeteros, etc., Colcultura editó un libro titulado Crónicas y reportajes, 1976, en el que al ver agrupados los artículos, se entendía, por el tono y los temas, que Gabo quería “chamanizar” la cultura literaria, política y periodística del país. En ese libro hay un estupendo manual de periodismo y de capacidad de escudriñar la realidad nacional, contra la opinión de Juan Gossaín, quien, recientemente, ha dicho que el Gabo periodista no le gusta. Al año siguiente se publicó La hojarasca. Con el artículo sobre Mutis derrotaron a Valencia, el poeta de la academia, pero, a la vez, mostraron el escándalo por la ruptura de los géneros, en este caso, las prosas poéticas insuperadas de Mutis. Cincuenta años después vale la pena hacer un repaso de todas las formas de chamanismo, es decir la forma de andar haciendo purgas y eliminando impurezas de forma curativa sobre el gusto y la conciencia del país.

Para leer este artículo completos:

Ed. 163

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.