. .

La imaginación

Impresiones de Carolina Sanín sobre una jornada de lectura en un corregimiento del Atlántico.

2010/10/13

Por Carolina Sanín

La fundación La Cueva, que funciona en Barranquilla, tiene un programa que se llama “La literatura pinta bien”. Invita a autores literarios para que lean un cuento frente a escolares de municipios y corregimientos del departamento del Atlántico. Al cabo de la lectura, los niños deben hacer un dibujo inspirado en lo que acaban de oír. El mes pasado me invitaron a leer para los estudiantes de los grados quinto a once de la escuela del corregimiento de Pitalito. Desde Barranquilla se llega por una carretera despavimentada y se pasa por entre campos bellos como todos los campos del mundo. Los niños llenaban el parque del pueblo, que tenía almendros y sombra. El reggaetón que salía de los parlantes del parque se mezclaba con el vallenato de una tienda próxima. Los niños llevaban uniforme. Algunos lo tenían limpio, otros arenoso. Las calles eran de arena. El cuento que leí se titula “Dalia” y trata de una perra salchicha que tiene el nombre de una flor. El nombre del pueblo es el de otro pueblo más grande, en el departamento del Huila, y es el diminutivo de una plantación de cabuya.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.