RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Las palabras

Ingrid Betancourt ha convertido el arma de su enemigo, el control de la posibilidad de la palabra, del testimonio, en un arma suya.

2010/03/15

En la guerra de las Farc no importa casi ninguna palabra. Las palabras que escriben en la prensa los columnistas, las palabras que escriben los editorialistas, las palabras que pronuncian los familiares de los secuestrados, las palabras que pronuncian los analistas que discuten en la radio, las de las asociaciones de víctimas. No. A las Farc no les importa una sola palabra que provenga de la boca de un civil.

Para leer este artículo completos:

Ed. 167

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.