. .

¿Sin una pluma?

El uso del término loca para referirse a un hombre que se comporta “como una mujer”, demuestra cierto grado de misoginia.

2011/06/23

El 23 de mayo del 2008, en el Museo de Artes de la Universidad Nacional, se inauguró la exposición Ulises del artista colombiano David Lozano. La muestra, que se centró en reflexiones sobre el cuerpo, la memoria, el erotismo y la violencia, contó con imágenes y esculturas de cabezas masculinas gigantes con máscaras sadomasoquistas de látex. Estas se llevaron más de un comentario en el libro de visitas ubicado en la puerta de la sala; muchos de ellos agredían al artista señalándolo de depravado por insinuar su bizarra homosexualidad, sin reparar en algunas de las piezas más interesantes que no tenían una intención erótica directa, e imponiéndole una sexualidad al autor antes de conocerlo. Al otro lado de la ciudad, en un bar gay de la avenida Primero de Mayo, un pequeño grupo de amigos bailaba en la pista cuando repentinamente luces y sonido se detuvieron para rescatarlos del anonimato: “Démosle la bienvenida a nuestros amigos del norte”, dijo el dj antes de reanudar la fiesta con ellos como caricaturescas estrellas de la noche.

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.