RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Belleza amarga

Para Marta Ruiz, nadie ha logrado descifrar ese sentimiento discordante que produce Medellín, como lo hizo el nadaista Gonzalo Arango.

2010/03/16

Por Marta Ruiz

Todos llevamos alguna ciudad adentro. Una ciudad que, como dijo Kavafis, va con nosotros siempre. Medellín es para mí esa ciudad incomprensible, agridulce y difícil, en cuyo corazón se disputan cada día la placidez de la belleza y el amargo aprendizaje de su violencia. Una ciudad donde el contraste entre el bien y el mal es absoluto. Donde pueden convivir las más modernas industrias con las más pavorosas mafias. Donde cada uno ha visto morir o matar o puede contar una historia de solidaridad y esperanza. Una ciudad sobre la que han corrido toneladas de tinta, kilómetros de rollos de película, y donde han surgido profusas teorías. Que si la cultura de la violencia. Que si el abandono histórico. Que si Pablo Escobar. Que si la sicaresca. Que si la donbernabilidad.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.