. .
  • Imagen del crucero Allure, en la sección Debes hacer de El Tiempo del 9 de diciembre.
  • Imagen del crucero Allure, en la sección Debes hacer de El Tiempo del 9 de diciembre.
  • Imagen del crucero Allure, en la sección Debes hacer de El Tiempo del 9 de diciembre.
  • La Ballena Blanca

    Antonio Caballero reflexiona sobre la imagen del crucero Allure.

    2010/01/26

    Por Antonio Caballero

    Miren este buque monstruoso, ancho y chato como las instalaciones de un cuartel, acribillado de infinitas ventanas que ni siquiera son, como lo exigiría la tradición naval, ojos de buey: son ventanas de rascacielos. Es como un barrio entero que flota. Hace pensar en el delirio paranoico del cuento de Edgar Allan Poe “Manuscrito hallado en una botella”, en el que un velero de dimensiones inhumanas poblado —aunque no tripulado— por cientos de marineros con los ojos perdidos, “impregnados por el espíritu de la vejez”, navega con todas las velas desplegadas rumbo a una desconocida catástrofe. ?Este barco de la foto es aún más terrorífico que el de la invención de Poe. Desplaza 225 mil toneladas. Mide 64 metros de manga y 360 de eslora, y quince pisos de altura. Le caben seis mil pasajeros, y entre marineros y camareros requiere dos mil tripulantes. Uno solo de sus restaurantes es semejante a un estadio en el que pueden acomodarse a la vez tres mil comensales. Y hay veinticinco más en todo el buque, sin contar bares ni cafeterías ni algo que llaman “opciones saludables de alimentación”. Tiene casinos de juego, locales de karaoke, un carrusel de caballitos, una tienda artística de maletas y elementos de oficina, un lobby y un bulevar comercial tan grande como un “mall” de Miami, piscinas para espectáculos acuáticos, teatros, cines, discotecas, gimnasios, cafés internet. Y muchos, muchos, muchos recreacionistas, que pueden inclusive —según informa el largo publirreportaje de prensa de donde saco todos estos datos— organizarles a los pasajeros “desayunos con personajes sin costo adicional”.

    Para leer este artículo completos:

    Ed. 158

    Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

    ¿Tienes algo que decir? Comenta

    Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

    Queremos conocerlo un poco,
    cuéntenos acerca de usted:

    Maria,

    Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Maria,

    su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

    O
    Ed. 158

    ¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

    Su código de suscripción no se encuentra activo.