. .

Las cinco condiciones

A propósito de la película "Las cinco condiciones", Miguel Mesa reflexona sobre arquitectura, espacio y cine.

2011/03/30

Por Miguel Mesa

Entre los años 2000 y 2003 Lars von Trier y Jørgen Leth hicieron juntos una película que titularon The five obstructions —Las cinco condiciones—. El ejercicio que se trazaron fue este: hacer cinco versiones de la película El humano perfecto que había rodado Leth en 1967 y articularlas en un documental. Von Trier hizo las veces de director del proyecto, era quien ponía las condiciones, mientras que Leth filmó de manera paulatina y consecutiva las nuevas versiones que von Trier, en su papel de maestro, le trazó. Leth había sido profesor de von Trier en la academia de cine. Hasta aquí no pasa nada, maestro y alumno puestos de acuerdo en un experimento que editaron ambos. Para un aficionado a la crítica de cine (o de arquitectura) se trata de una película conveniente porque explica, en alguna medida, cómo se hace ese cine. En este caso, una película se critica con otra, cada nueva versión de ella expande o revisa la anterior. El ejercicio resulta didáctico.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.