RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

¡Mil Tonalás!

Como una flor maoísta hay que desear que Tonalá se multiplique por toda la nación. Mil Tonalás, hay que gritar. Y es que Tonalá no es solo una casa con buen cine. Tonalá es la muestra de que los distribuidores y exhibidores de cine, abultados por las ganancias del maíz pira y del cine comercial, nunca pensaron que lo indie era una verdadera opción.

2014/09/23

Por Nicolás Morales

Tonalá está de moda. Ya era hora de que Bogotá tuviera un sitio tranquilo para ver cine independiente. En todas las ciudades decentes hay Tonalás, cines de clase media, con muchas opciones de películas pero donde no dejemos en cada boleta la vida empeñada. No es que no tuviéramos Cinemanía, pero se volvió, desde hace tiempo, demasiado aristocrático; y Cinema Paraíso, igual, con el perdón del buen Federico Mejía.

Para leer este artículo completos:

Ed. 167

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.