. .

¡No es la tierra, es la democracia!

Marta Ruiz escribe sobre los libros "La tierra en disputa" y "Luchas campesinas y reforma agraria".

2010/12/15

Por Marta Ruiz

A Óscar Maussa lo mataron el 24 de noviembre. Murió lapidado en el lugar adonde había llegado como desplazado: San Juan Nepomuceno, en Bolívar. En los últimos años se había destacado cómo un líder de la lucha por la restitución de tierras en Urabá. Seguramente por eso lo amarraron a un árbol, lo golpearon en la cabeza y estuvo agonizando durante ocho horas. Quizá el Gobierno se haya percatado de que este no es el primer crimen de la ola de violencia que se les vino encima a los campesinos. Quizá ya se percató de que el problema no es la tierra, sino la democracia. Y que así titule y repartan parcelas por todo el país, si no se democratiza y moderniza el campo, no habrá posconflicto posible.

Para leer este artículo completos:

Ed. 163

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.