Fotos tomadas de los perfiles de Flickr de Mark Barry y Andy Roberts. Fotos tomadas de los perfiles de Flickr de Mark Barry y Andy Roberts.
  • Lucas Ospina
  • El efecto Guernica: artistas y posconflictólogos

    Un crítico de arte estadounidense comparó la serie de Botero con el Guernica y concluyó que, a diferencia de la pintura de Picasso y su “trabajo cubista que puede servir solo como decoración si uno no conoce su significado”, en Abu Ghraib el pintor “nos abisma en la experiencia del sufrimiento”

    2016/02/28

    Por Lucas Ospina

    El resultado de la búsqueda en Google por imágenes para “Abu Ghraib” da un mosaico de más o menos 500 viñetas. Casi dos docenas equivalen a la serie de obras que hizo, en 2005, el artista Fernando Botero a partir de los sucesos que engloba ese término. Una cantidad importante si se mira que en el omnipresente navegador de internet las imágenes grabadas por los soldados y contratistas militares estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib en Irak en 2003 no superan el centenar (la prensa reveló la cifra de más de 2.000 imágenes y videos de torturas y atrocidades). Las imágenes de la infamia del ejército estadounidense tienden a desaparecer del buscador de Google, o son sustituidas por noticias relacionadas cada vez más alejadas del carácter gráfico de los hechos, como lo son los crecientes impactos –casi 25– de una película de 2014, Boys of Abu Ghraib, que presenta un retrato edulcorado de un soldado de las fuerzas de ocupación bajo las fórmulas sensibleras del melodrama televisivo.

    Para leer este artículo completos:

    Ed. 162

    Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

    ¿Tienes algo que decir? Comenta

    Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

    Queremos conocerlo un poco,
    cuéntenos acerca de usted:

    Maria,

    Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Maria,

    su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

    O
    Ed. 162

    ¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

    Su código de suscripción no se encuentra activo.