RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Recuerdo de María Rosa Menocal

2012/11/27

Por Carolina Sanín

A veces se me hace difícil creer en la muerte. Es decir, me cuesta creer que la muerte no se pase. Mi profesora María Rosa Menocal murió hace un mes y, después de haber recibido la noticia y de haberla lamentado y compartido, siento como si ella estuviera otra vez viva; como si hubiera vuelto a vivir lejos de donde estoy, y yo pudiera seguir confiando en que la veré cuando vuelva a verla. No debe ser extraño lo que digo. Después de todo, la noticia no contiene más que la muerte, que a su vez no contiene ningún cuento. En la memoria del amigo está sembrada la vida del amigo; la muerte no puede abatirla ni hacer otra cosa que seguir esperando su turno, que, de amigo en amigo, no acaba de llegar.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.