. .

Tetita

Carolina Sanín analiza la popularidad de Wendy Sulca.

2011/03/30

Por Carolina Sanín

Tiendo a desconfiar de las modas kitsch. No sin temor a juzgar apresuradamente, sospecho que la afición a la estética kitsch cubre el temor a no tener un gusto formado, o bien, delata la ansiedad que produce creer que hay un conjunto de cosas, determinado y misterioso, que corresponde al “buen gusto”. Me ?parece que el recurso a lo kitsch es una manera que tenemos de protegernos de la influencia que un objeto estético pueda ejercer sobre nosotros, o bien, de la experiencia, en buena medida incontrolable, que dicho objeto pueda proporcionarnos. Pero también puede ser una manera (fraudulenta y fácil) de demostrar una superioridad de clase y de criterio. Y una manera de evitar analizar la cultura popular.

Para leer este artículo completos:

Ed. 163

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.