Prípiat, una ciudad abandonada después de la tragedia. Prípiat, una ciudad abandonada después de la tragedia.

El amor y el rayo

Carolina Sanín dedica esta columna de la edición 124 a hacer un análisis sobre el libro Voces de Chernóbil. La crónica prolífica de la reciente ganadora del Premio Nobel, Svetlana Alexiévich.

2016/01/27

Por Carolina Sanín

Al principio y al final de Voces de Chernóbil, la crónica polifónica de la ganadora reciente del Premio Nobel, Svetlana Alexiévich, hay un monólogo amoroso. En los dos casos habla una mujer que ha pretendido acompañar a su hombre, víctima de la radiación producida por el desastre de la central nuclear de Chernóbil, hasta el fin del mundo; no solo hasta la muerte, sino hasta el extremo del dolor y la desintegración de la humanidad. En los monólogos se habla de la compañía imposible. Se describe la entrega a la unión como una entrega a la separación que está en el fin inevitable de todo contacto entre seres mortales.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.