Brooklyn, John Crowley (2015) Brooklyn, John Crowley (2015)

Brooklyn: ¿Hogar dulce hogar?

Eilis Lacey abandona su hogar en Irlanda para perseguir el sueño americano en Estados Unidos. Conforme pasan los minutos, la película que arranca con un buen reflejo de ese pueblo precario se desborda hacia un drama sentimental que se vuelve predecible.

2016/02/28

Por Pedro Adrián Zuluaga

En cada uno de sus elementos, desde la fotografía hasta el diseño de producción pasando por el trabajo de los actores, Brooklyn es correcta hasta la exasperación, obediente ejemplo de ese “cine de calidad” con grandes temas y nombres reconocibles de la nomenclatura cultural a la moda. Entonces uno recuerda lo que en estos días de triunfalismo nacionalista exacerbado se tiende a olvidar: que es precisamente esa corrección, política y estética, la que tranquiliza a Hollywood, y la que premia en los Óscar. Las tres nominaciones que Brooklyn mereció únicamente en ese orden de cosas resultan comprensibles. Lo que es no tan fácil de asimilar es cómo una película con tanto pedigrí cultural no pase de ser una visión idílica y demodé de la inmigración a Estados Unidos, que borra de un plumazo lo que cineastas como Scorsese en Pandillas de Nueva York ya había mostrado: la violencia detrás de las fantasías de asimilación.

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.