RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

La vida y el arte en la más reciente novela de Patricio Pron

En su último libro 'No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles', Patricio Pron a partir de los tres momentos históricos, abre espacios dentro de su novela para, entre el ensayo y la narrativa, preguntarse por las implicaciones últimas de la aplicación del arte a la vida, mostrando así cómo el futurismo es el nido de la politización del arte.

2016/03/23

Por Camilo Hoyos

Hay algunas consignas de la vanguardia europea que al cumplir 100 años pierden gran parte de su sentido original. En algunas de sus páginas, André Breton dice que no habría acto más surrealista que el de tomar un arma en un lugar lleno de personas y comenzar a disparar a diestra y siniestra, pero ahora es imposible no pensar en Bataclan o en Columbine, entre tantos otros: de arte, nada. No en vano Jaques Vaché, el amigo de Breton de quien prácticamente surgieron los primeros textos del surrealismo, es descrito durante un encuentro vanguardista con su revólver desenvainado y presto a disparar. Pero el surrealismo nunca lo llevó a la práctica. De hecho, la única vanguardia que prosperó en la implementación de sus ideales a la vida fue el futurismo, porque sufrió (para bien o para mal) el apoyo de lo político.

Para leer este artículo completos:

Ed. 159

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 159

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.