RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

El vértigo de la ciudad moderna

"Si bien el surrealismo buscó el cambio de pensamiento respecto a lo material y a lo lógico, el lugar donde lo encontró fue en el recorrido de París." Camilo Hoyos reseña 'El aldeano de París' de Louis Aragón, un libro de la década de 1920 que estuvo en la biblioteca de Julio Cortázar.

2017/02/24

Por Camilo Hoyos

En su entrevista con André Parinaud, André Breton recordó el “formidable compañero de promenade” que era Louis Aragon: incluso los lugares más neutrales de París se veían súbitamente inundados por una fabulación mágico-novelesca cuando los caminaba con él, convirtiéndolo para los surrealistas como “el más hábil detector de lo insólito en todas sus formas” quien conocía como ninguno la “vida misteriosa” de París. Ya lo había dicho Baudelaire en el Salón de 1846 acerca de la vida en la ciudad: “Estamos envueltos y empapados por completo en una atmósfera de lo maravilloso; pero no nos damos cuenta”. Al contrario del resto, Aragon sí se dio cuenta.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.