Portada del nuevo disco de Peter Gabriel, Scratch My Back. Portada del nuevo disco de Peter Gabriel, Scratch My Back.

A sus espaldas

José Alejandro Cepeda reseña el último disco de Peter Gabriel, Scratch My Back.

2010/04/21

Por José Alejandro Cepeda

El 14 de julio de 1996 el dúo de Bath, Inglaterra, Tears for Fears ofreció un espectacular concierto en Bogotá, lamentablemente sin el bajista Curt Smith. Esa noche, Roland Orzabal presentó sus clásicos y estrenó Raoul and the Kings of Spain (1995). Sin embargo, más allá de la novedad y un escenario lleno de cirios que parecía despedir a la Armada Invencible, llamó la atención que interrumpió su repertorio para tocar dos temas de compatriotas suyos, presentándolos con mucho respeto en un castellano con acento inglés. El primero fue Don’t Give Up de Peter Gabriel, el antiguo líder de Genesis, junto a Kate Bush, de uno de los mejores álbumes de los ochenta, So (1986). Orzabal, alentado por sus magníficos duetos con Oleta Adams, se le midió a recrear la conmovedora canción de un hombre que se siente aislado y es consolado por una mujer. Airoso, luego despachó fiel la melancólica violencia de Creep, de “un grupo nuevo que me gusta mucho llamado Radiohead”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.